Mapa Videntes Mensajes Peregrinaciones Programa Info Parroquia Links
Noticias
Comentarios de mensajes
Bibliografía y Oraciones
Comunidad de las Bienaventuranzas
Encuentos y Visitas
Clero y Testimonios
Datos Útiles
Fotos
Otros Santuarios
Cenáculo
Newsletters

Mensajes ANUALES a MIRJANA DRAGICEVIC-SOLDO

Mensaje a Mirjana del 2 de diciembre de 2005

A TRAVÉS DE MIRJANA DRAGICEVIC Y REFLEXIÓN DEL P. FRANCISCO Á. VERAR HERNÁNDEZ

"Queridos hijos: Permitan que, en este tiempo santo, el amor y la gracia de mi Hijo descienda sobre ustedes. Sólo los corazones puros y misericordiosos, colmados de la oración, pueden experimentar el amor de mi Hijo. Oren por aquellos que no tienen la gracia de experimentar el amor de mi Hijo. Hijos míos: ¡Ayúdenme! ¡Gracias!

Aparición del 2 de diciembre 2005
Como es sabido, además del encuentro anual que Mirjana tiene con la Virgen el 18 de marzo cada año, desde el ’86 le aparece además el día dos de cada mes, con la intención de orar por quienes no experimentan el amor de Dios en el corazón.

El hecho que Nuestra Señora le aparezca a Mirjana por esta intención tantos años, quiere decir, que es uno de los mensajes más importante que la "Gospa” trae a Medjugorie. Por otra parte, los secretos que la Virgen les ha confiado a los videntes, seguramente, está relacionado con este hecho.


Es evidente. Recordemos que Mirjana ha sido escogida por la Virgen para revelar los secretos. Antes de que ocurran los dos primeros, Mirjana orará y ayunará con un sacerdote de su elección (P. Petar) 7 días antes, y faltando tres para la realización, lo darán a conocer al mundo entero por los medios de comunicación social. Mirjana ha dicho que "estamos cerca de esos acontecimientos”.

Ahora bien, la Virgen no quiere que se especule al respecto. Sólo que se ore continuamente "por quienes no experimentan el amor de Dios en el corazón”. La realización de las señales, que dentro de poco ocurrirán en la tierra, serán una prueba contundente de la presencia de María en Medjugorie y de la falsedad, seguramente, de otras supuestas apariciones. No sabemos cuando ocurrirán los secretos ni de que tratan. Sólo sabemos que después de la realización de ellos, según el mensaje que los seis videntes han recibido, "la vida del mundo cambiará”.

La aparición de la Virgen a Mirjana, el dos de cada mes, es un compromiso de oración continuo. Quienes siguen los mensajes de Medjugorie, no deben descuidar cada mes esa cita.

Ahora, mientras nos preparamos para la Navidad, recordemos este URGENTE mensaje. La Virgen dijo este dos de diciembre: "Queridos hijos: Permitan que, en este tiempo santo, el amor y la gracia de mi Hijo descienda sobre ustedes”. Comencemos por recordar la unidad de los dos tiempos litúrgicos del Adviento y de la Navidad. La Virgen en su mensaje hace referencia a ambos. El tiempo santo no es solamente la Navidad, sino también el Adviento. Tiempo santo, porque, por medio de ellos, el Espíritu Santo nos da la gracia de responder a la invitación que Iglesia nos hace para acoger el misterio de la encarnación y del nacimiento de Jesús como se debe: con la conversión, la oración y el sacrificio. La Virgen quiere que desde ahora, es decir, desde este Adviento, "el amor y la gracia” de Su Hijo descienda sobre quienes siguen de cerca sus mensajes y sobre todos los hombres de buena voluntad. Adviento y Navidad son tiempos de conversión. No de regalos, fiestas, etc. sino de acercamiento decisivo a Jesucristo que vino al mundo por nosotros.

Entonces, podemos preguntarnos: ¿Qué podemos hacer para que "el amor y la gracia” de Cristo descienda sobre nosotros y "quienes no experimentan el amor de Dios”?. La "Gospa responde: a través de la pureza del corazón y la misericordia. Y esto no siempre es fácil, porque hay mucha gente, que no ve la relación entre fe y pureza del corazón. Y cuando hablamos del corazón puro hablamos de un gran conjunto de virtudes que, esencialmente, se pueden resumir en dos: castidad y honestidad. El corazón que se deja corromper por la lascivia, lujuria, erotismo, etc. tendrá serias dificultades, según María, para experimentar el inmenso amor de Dios. ¿Y porqué? Por que Dios es santo, y la castidad y honestidad son virtudes inherentes a su estado de santidad.

Es significativo que mientras nos preparamos para la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen, Ella nos hable de la importancia de la pureza del corazón para experimentar el amor de Dios. Probablemente, ello se deba al grado de fe y de amor que Ella experimentó en la tierra a razón de su privilegio de su Inmaculada Concepción. Todos sabemos que María ha sido el ser humano, después de Cristo, que ha vivido en mayor grado la virtud de la pureza. Pero pocos reflexionan que, precisamente, por esta virtud, ha sido quien ha experimentado en mayor escala el inmenso amor de Dios. Es decir: entre más puro es un corazón, y más misericordia practica, mayor es la gracia del amor de Dios en Él. Ahora bien, María nació con el privilegio de haber sido concebida sin la mancha del pecado original, y con esa gracia, cultivó la pureza del corazón. Nosotros, a diferencia de María, hemos sido concebidos con el pecado original, pero recibimos los méritos de la Pasión, muerte y resurrección de Jesús, en el bautismo. Y con esa gracia también podemos cultivar la virtud de la pureza.La Madre se da cuenta que unos de los peligros más grandes para la fe, es, precisamente, la dictadura del erotismo que estamos viviendo a través de los mass media y la conducta desviada de tantas almas. Recordemos que Dios es suma pureza o la pureza misma. Nadie tan puro y santo como Él. Y es lógico que los corazones puros son los que puedan experimentar con mayor la intensidad su amor. Recordemos que Jesús mencionó al inicio de su ministerio: "¡Bienaventurados los puros de corazón por que ellos verán a Dios” Mt 5:8. Y los corazones puros por antonomasia son el Corazón de Jesús y el Corazón de María.

En el mensaje la Virgen dice también: "Sólo los corazones puros y misericordiosos, colmados de la oración, pueden experimentar el amor de mi Hijo”. Es importante destacar, evidentemente, que no basta la pureza del corazón y de la misericordia para experimentar el amor de Dios. La Virgen especifica que, además, hay que colmarlo de la oración. Y resulta evidente, porque sin la oración, por muy puro o misericordioso que sea un corazón, tampoco experimentará el amor de Dios. Porque pueden existir personas estoicas, acomplejadas, tímidas, etc. que a fuerza de traumas y complejos reprimen su sexualidad y afectos viviendo una aparente "pureza” y "misericordia” que no sería virtud sino enfermedad; disfrazada de pureza y bondad. Por eso la Madre agrega que es necesario, además, para experimentar el amor de Dios: tener el corazón colmado de oración. Entonces quien más ora, más experimenta el amor de Dios y quien menos lo hace, más agnóstico será.La última parte del mensaje, a mi modo de ver es la más importante y, seguramente, la razón por la que lo dio: "Oren por aquellos que no tienen la gracia de experimentar el amor de mi Hijo. Hijos míos: ¡Ayúdenme! ¡Gracias!”. La tarea, es doble: por una parte buscar más nosotros la pureza y la misericordia acompañadas de la oración incesante, y por otra: interceder por los indiferentes de Dios; los cuales, por desgracia, son legión. La Virgen nos ha pedido innumerables veces que doblemos rodillas por los indiferentes, entre ellos, ateos, agnósticos, no practicantes, etc. La Virgen los llama a todos: "quienes no experimentan el amor de Su Hijo”. Ese amor hay que entenderlo en dos dimensiones: el amor que Cristo demostró entregando su vida en la cruz por los pecados de todos y el amor que aun Jesús tiene por todos los hombres en el paraíso.

Hoy son legión, por desgracia los que le dan la espalda a ese amor inconmensurable. Pero la Virgen sabe que ese hielo de la indiferencia se puede derretir con la oración continua. Ella no se da por vencida frente a la creciente indiferencia de Dios causada por las sociedades secularizadas, laicistas, y descristianizadas que pululan. María sabe que tenemos un recurso poderoso para transformar los corazones más arrogantes y orgullosos: la oración. Ella quiere que la ayudemos orando por los soberbios de Dios que dejan las iglesias vacías. Ayudar a María es tomar enserio el apostolado de la oración de intercesión. Para la Madre, el más urgente.

Mensaje de la Reina de la Paz a Mirjana, 2 de Octubre de 2005

Queridos Hijos, He venido a ustedes como una Madre. Les traigo a mi Hijo, paz y amor. Purifiquen sus corazones y lleven a Mi Hijo con ustedes. Den verdadera paz y alegría a los demás.




Mensaje a Mirjana del 2 de mayo de 2005


¡Queridos hijos! Estoy con ustedes para conducirlos a todos a mi Hijo. Deseo llevarlos a todos a la salvación. Síganme, porque sólo así podrán encontrar la paz verdadera y la felicidad. Hijitos míos, vengan conmigo.
La aparición tuvo lugar en la Comunidad Cenáculo en Bijakovici, Medjugorje. La mayoría de los peregrinos presentes eran de Italia. La aparición comenzó a las 9:15 hs y duró cinco minutos.

Aparición anual de Nuestra Señora a Mirjana - el 18 de marzo de 2005

La aparición comenzó a las 14:09 y duró hasta las 14:14. La Virgen dio el mensaje siguiente:
"¡Queridos hijos! Vengo a ustedes como Madre que, por sobre todas las cosas, ama a sus hijos. Hijos míos, también a ustedes deseo ensenarles a amar. Oro por esto. Oro para que en cada prójimo vuestro reconozcan a mi Hijo. El camino a mi Hijo, que es verdadera paz y amor, pasa a través del amor a todos los que los rodean. Hijos míos, oren y ayunen para que vuestro corazón esté abierto a esta intención mía."

Mensaje a Mirjana del 2 de marzo de 2005

¡Queridos hijos! Hagan lo mismo que hago yo. Vengan, compartan amor y con vuestro propio ejemplo den mi Hijo a todos!

Mensajes de años anteriores a la vidente Mirjana