Mapa Videntes Mensajes Peregrinaciones Programa Info Parroquia Links
Noticias
Comentarios de mensajes
Bibliografía y Oraciones
Comunidad de las Bienaventuranzas
Encuentos y Visitas
Clero y Testimonios
Datos Útiles
Fotos
Otros Santuarios
Cenáculo
Newsletters

Bibliografía Recomendada

Biblioteca circulante

Si esta interesado en participar de nuestra biblioteca circulante, por favor comunicarse con Juan Carlos Escudero a jescudero@vamosamedjugorje.com.ar.

 

"Madre Elvira" - Comunidad del Cenacolo, de Sor Elvira.

"Una Esperanza que renace" - Comunidad del Cenacolo, de Sor Elvira.

"Dios Padre os llama"

"Más allá del SIDA" - Diario de Nicola - Comunidad del Cenáculo - Saluzzo.

"El Rosario", la oracion sencilla - Padre Jozo Zovko OFM.

"Observad los frutos" - Medjugorje 25 años con Nuestra Madre - padre Jozo Zovko OFM.

"Maria nos llama desde Medjugorje", con Cristo en el tercer milenio - Mirjana Stanislava Vasilj Zuccarini.

"Celebra la Misa con el Corazón", del Padre Slavko Barbaris.

"Medjugorje Escuela del Amor", del Padre Slavko Barbaris.

"Ora con el Corazón", del Padre Slavko Barbaris.

"Oren Juntos con un Corazón Gozoso", del Padre Slavko Barbaris.

"Novena a los mártires" de Siroki Brijeg.

"El libro del ayuno de Medjugorje", de Wayne Weible.

¿Son Auténticas las Apariciones de Medjugorje?", de Wayne Weibe.

"Yo soy vuestra Madre"

"Medjugorje, 30 años de un prodigio". Todo de la A a la Z.

"Contemplación de los misterios del Rosario", de Sor Emmanuel Maillard.

"Curacion y Liberacion a través del ayuno", de Sor Emmanuel Maillard.

"El sorprendente secreto del purgatorio" - Una entrevista con María Simma y Sor Emmanuel, de Sor Emmanuel Maillard.

Biblioteca circulante



Nuestra recomendación es que trate de peregrinar a Medjugorje con la mayor cantidad de conocimientos posibles. Así aprovechar más su estadía en este pequeño Oasis de Paz.

De Sor Emmanuel Maillard

"Medjugorje, el triunfo del corazón" - Sor Emmanuel

"Liberarse y sanarse por medio del ayuno" - Sor Emmanuel

"El sorprendente secreto del purgatorio" - Una entrevista con María Simma y Sor Emmanuel.

"El Niño escondido de Medjugorje" - Sor Emmanuel

"Curacion y Liberacion a través del ayuno" - Sor Emmanuel

"Medjugorje, La guerra día a día" - Sor Emmanuel

"La extrema misericordia: No Judas, no es demasiado tarde" - Sor Emmanuel

"Contemplación de los misterios del Rosario" - Sor Emmanuel

"Myryam of Bethlehem, The little Arab" - Sor Emmanuel

"La bonita historia de Medjugorje, contada a los niños de 7 a 97 años" - Sor Emmanuel

"El Vía Crucis" con el padre Jozo Zovko OFM

El niño escondido de Medjugorje
Curación y liberación a través del ayuno
El sorprendente Liberarse y sanarse
La extrema misericordia: No Judas, no es demasiado tarde
   

Del Padre Slavko Barbaris

"Ora con el Corazón" - en el prefacio el P. Slavko da consejos a los peregrinos sobre lo que debe hacer en Medjugorje.

"Perlas de Corazón Herido" testimonio muy conmovedor sobre la plaga de la drogadicción.

"Celebra la Misa con el Corazón"

"Medjugorje, escuela del amor" (sobre la caridad)

"Dame tu corazón herido" (sobre el sacramento de la confesión: Porqué? Cómo?

"El ayuno"

"Oren Juntos con un Corazón Gozoso"

"Via Crucis" con Jesús y María Camino al Gólgota y hacia la Resurrección

"Medjugorje Escuela del Amor"


"Celebra la misa con el corazón"

Medjugorje Escuela del Amor
Dame tu Corazón Herido
Celebra la misa con el corazón
Las perlas del corazón herido
El ayuno Oren juntos con un corazón gozoso


Del padre Jozo Zovko

"Como Ella pide"


"El Rosario", la oracion sencilla - Padre Jozo Zovko OFM

"He ahi a tu Madre" - Padre Jozo Zovko OFM

"Observad los frutos" - Medjugorje 25 años con Nuestra Madre - padre Jozo Zovko OFM

"El Vía Crucis" con el padre Jozo Zovko OFM

"Novena a los mártires de Siroki Brijeg"







Novena de los mártires





Sor Elvira - Fundadora del Cenáculo

"Madre Elvira" - Comunidad del Cenacolo

“Una Esperanza que renace" - Comunidad del Cenacolo

"Más allá del SIDA" - Diario de Nicola - Comunidad del Cenáculo - Saluzzo

Mas alla del SIDA



Del  Padre Francisco Angel Verar


"Los Mensajes de la Virgen a la Parroquia de Medjugorje", que contiene información muy valiosa como una reseña histórica puntos espirituales, los fenómenos de Medjugorje frente a la ciencia, manifestaciones que acompañan a las apariciones, y los mensajes de Nuestra Señora desde el 26 de Junio, 1981 en adelante, lo cuál es muy difícil de encontrar.

"María Reina de la Paz", 16 años de Apariciones de la Virgen en una aldea Yugoslava y "El mensaje al joven de hoy".

"Medjugorje 2000"

"Llamados a ser imagen de Cristo" y "Los Mensajes de la Virgen a la parroquia de Medjugorje"

"Vivan mis Mensajes" - Las apariciones de Medjugorje 25 años después. Único libro que recoge las vivencias en ocasión del 25° aniversario de las apariciones.

"MIR, Reina de la Paz"

Mir Reina de la Paz

Marino Restrepo

"Testimonio"

"Meditaciones"

Testimonio Meditaciones

Wayne Weible

"MEDJUGORJE, El Mensaje"

"El libro del ayuno de Medjugorje"

"La Cosecha Final"

"¿Son Auténticas las Apariciones de Medjugorje?"

Medjugorje, El Mensaje El libro del ayuno
  La Cosecha Final Son Auténticas las Apariciones de Medjugorje?

Autores Varios

"Words from Heaven" (Palabras del Cielo) Los mensajes de Nuestra Señora desde Medjugorje.

"¡Sáquennos de aquí!" - María Simma habla con Nicky Eltz

"Medjugorje: tiempo de gracia" - es una entrevista al P. Slavko y a la vidente Vicka. Explica muy bien el fenómeno de Medjugorje escrito por Kresimir Sego.

"Medjugorje, radiante amanecer" - Libro muy interesante con buenas fotografías que cuenta la historia de Medjugorje, escrita por un italiano. El autor conoce muy bien a los videntes.

"Un testimonio de Medjugorje" - Sergio Pagliaroli escribe sobre la catequesis del padre Jozo Zovko desde el 1983 al 1989. El libro no tiene muy buena traducción, pero sin embargo es una síntesis interesante de 100 cassettes. En la que el autor nos destaca la esencia del pensamiento del padre Jozo (predicación y oración).

"Prédica del padre Jozo Zovko en Argentina" - Una recopilación de sus prédicas en los encuentros del pasado noviembre 2000 en Córdoba, Paraná, San Nicolás, Luján y en Capital Federal (Convento de San Francisco).

"Maria nos llama desde Medjugorje", con Cristo en el tercer milenio - Mirjana Stanislava Vasilj Zuccarini.

"Que la Oración sea la Vida para Ustedes" - Manual de oración

"Un Testimonio de Medjugorje" - Sergio Pagliaroli

"Conversaciones con los videntes de Medjugorje" - Krešimir Šego



Un testimonio de Medjugorje

Conversaciones con los videntes de Medjugorje

Words from heaven


"Medjugorje" -
Autor: Jesús García
Precio: 20.00 €

"Medjugorje", el primer libro sobre el fenómeno religioso nacido en Bosnia-Herzegovina
Una crónica escrita para comprender por qué más de treinta millones de personas han acudido a un pequeño pueblo de la antigua Yugoslavia

Madrid.- Medjugorje es una pequeña aldea católica ubicada al sur de Bosnia y Herzegovina. Nada hacía pensar a sus cuatrocientos habitantes de 1981, que en los 28 años siguientes iban a recibir la visita de treinta millones de viajeros llegados desde los cinco continentes de la Tierra. Pero la tarde del 24 de junio de ese año cambió para siempre la vida de seis niños de la aldea, la de todos sus habitantes y la de millones de personas en todo el mundo, que han sido tocados y transformados por el fenómeno de Medjugorje. Los protagonistas aseguran recibir la visita de la Virgen María en una experiencia trascendental que la Ciencia no ha sido capaz de desmontar. ¿Cómo se gestó este fenómeno social y religioso durante una dictadura comunista en medio de una población musulmana? ¿Quiénes son los protagonistas y qué mensaje han recibido? ¿Por qué no confirma ni desmiente la Iglesia Católica la autenticidad de las apariciones? El autor se adentra con Medjugorje (LIBROSLIBRES) en este misterio que trasciende a lo religioso y a lo social para convertirse en un fenómeno global que aún hoy continúa.

Jesús García (Madrid, 1977), tras especializarse en Diseño Gráfico se vinculó al periodismo cuando comenzó a trabajar en el diario El Mundo. Actualmente forma parte del departamento de Comunicación de la asociación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada. Especializado en temática religiosa, colabora con diversos medios de comunicación y tuvo su primer contacto directo con Medjugorje cuando en 2006 fue enviado allí para investigar los hechos. "Medjugorje", su primer libro, es la crónica más exhaustiva escrita en castellano sobre lo que viene sucediendo en la pequeña aldea de Bosnia y Herzegovina.

MEDJUGORJE. Jesús García.
LIBROSLIBRES. Madrid, 2008. 270 páginas. PVP: 20 €

"Medjugorje, Frutos y Testimonios"

"Retiro de Consagración y Carta" - Comunión María Reina de la Paz

"Desde 1984 hasta nuestros días, mensajes de la Reina de la Paz"

 

MEDJUGORJE. Jesús García.
LIBROSLIBRES. Madrid, 2008. 270 páginas. PVP: 20 €

"Medjugorje, Frutos y Testimonios"

"Retiro de Consagración y Carta" - Comunión María Reina de la Paz

"Desde 1984 hasta nuestros días, mensajes de la Reina de la Paz"

Medjugorje






Desde 1984 hasta nuestros días, mensajes de la Reina de la Paz









 
Folletos y Manuales del Peregrino


Diferentes ejemplares entregado a los peregrinos para cada año de las peregrinaciones

Manual del Peregrino 30 Aniversario Manual del Peregrino 29 Aniversario Manual del Peregrino 28 Aniversario

 
VIDEO EDITADO PARA ARGENTINA


Esperanza del nuevo milenio, editado en la Argentina en el mes de octubre del año 2005, relata los acontecimientos más relevantes en torno a las apariciones de la Santísima Virgen en Medjugorje.

Es de autoría del padre Francisco Verar, fundador de Radio María de Panamá e incansable difusor de los mensajes de María, quien durante varios años fue Asesor de los Centros Reina de la Paz de América Latina.

Muy buena catequesis.



 
OTRA BIBLIOGRAFIA SUGERIDA

El Libro OCE NAS - "Operación Medjugorje"escrito por Enrique Stel - Carina Emilee Faur, es una investigación sobre las apariciones de la Virgen María en la aldea de Medjugorje, en Bosnia Herzegovina, las cuales se suceden diariamente desde el año 1981.

El eje central del libro es el análisis de los mensajes dados por la Virgen María desde el comienzo de las apariciones al presente, no obstante se tratan otros temas que complementan y profundizan éste. En 526 páginas se tratan los siguientes temas, los cuales se dividen en 16 capítulos y un anexo: Historia General de la Antigua Yugoslavia; Historia Particular de Medjugorje; La vida en la aldea de Medjugorje; el mundo a las 18:40 hora Medjugorje; la imagen de la Virgen de la Tihalijna; los mensajes de la Virgen María en Medjugorje; los Frutos; los medios indispensables; los medios complementarios; el Rosario de la Paz, las apariciones de la Virgen María durante 21 siglos; la Biblia y María; temas de análisis y meditación; testimonios; los peregrinos y consideraciones personales.

¿Por qué se titula OCE NAS - Operación Medjugorje?

OCE NAS significa Padre Nuestro en idioma croata.

Operación es un término de frecuente uso militar y supone la ejecución de acciones a través de diversos medios y métodos, en función de un planeamiento estratégico, para alcanzar un determinado objetivo.

Conforme a lo dicho por la Santísima Virgen María en Medjugorje, sus apariciones forman parte del Plan de Dios y tienen por finalidad la conversión de los hombres. Para alcanzar ese objetivo, Dios envía a la Virgen María a la aldea, quien es asistida por dos tipos de "ejércitos": el ejército celestial por un lado y por el otro, el ejército de seres humanos que acogen los mensajes y tratan de alcanzar la conversión siguiendo sus enseñanzas, las cuales siempre remiten a las Sagradas Escrituras. Por lo explicitado es que se utiliza la expresión "Operación Medjugorje".

Las apariciones de la Virgen María en Medjugorje aún no han sido aprobadas por la Iglesia Católica y los autores no tienen intención de adelantarse al juicio de la misma. Las palabras tales como apariciones, mensajes, videntes y similares, tienen valor de testimonio humano.








BIBLIOGRAFIA ESCRITA POR EX PEREGRINOS

"Meditaciones sobre el Avemaría" - Thelma C. De Lastra (Editoriales Paulinas).

"Que venga tu reino! Padrenuestro de la familia" - Thelma C. De Lastra (Editoriales Paulinas).

"La Palabra y la palabra" - Felicitas Carbó.

"Escuchemos al corazón de María"

"Abriendo el Corazón" - Testimonio de un peregrino a Medjugorje - Jesús María Silveyra.

"En brazos de María" - Matías Marull
Matías Marull nació el 27 de enero de 1972. Su familia la componen sus padres y sus cuatro hermanos. Su nacimiento no fué como el de la mayoría de los chicos. Sufrió anoxia cerebral que le trajo como consecuencia una marcada discapacidad motora impidiéndole desarrollar su vida como los demás.
Descubrir la presencia de la Santísima Madre en su vida lo transformó. De ese cambio trata este libro.

"Testimonio de un corazón tocado" - Alejandro Klappenbach

Escuchemos al corazón de María
En brazos de María Testimonio de un corazón tocado

 

Oren, oren, oren Medjugorje" escrito por Douglas Pajariño

Este libro, ha buscado ser un instrumento para la oración del creyente. Sus páginas desbordantes de imágenes permiten contemplar lugares especiales de la Aldea de Medjugorje; los Rosarios que María regalara a Vicka; y las tallas de bronce, sobre los Misterios del Rosario, que se encuentran en el Monte de la Aparición. En este último sentido, la publicación ha hecho realidad lo expresado por Juan Pablo II, en la Carta Apostólica "Rosarium Virginae Mariae", Nro. 29: "Enunciar el misterio (del Rosario) y tener, tal vez, la oportunidad de contemplar al mismo tiempo una imagen que lo represente, es como abrir un escenario en el cual concentrar la atención."
De formato apaisado, y tamaño pequeño, posibilita tenerlo siempre a mano, al tiempo de orar, de peregrinar espiritualmente, o simplemente de recordar lo vivenciado allí.


Apariciones de la Virgen María" escrito por Douglas Pajariño

LIBRERIAS SUGERIDAS:

"Librerías Paulinas" de todo el país.

"Asís" en casa central y sucursales.

Compre el libro de su interés desde su computadora y recíbalo en su domicilio en:
Librería de Miguel Lópezaguadevidaparati@yahoo.com.ar











Oraciones

Novena del XXV aniversario- Un regalo para nuestra Señora
Oración para el día de ayuno
Plegaria por un enfermo
La oración de los días jueves
El Poder del Santo Rosario
Novena a la Reina de la Paz Medjugorje
Oración a la Reina de la Paz
Veni Creator Spiritus - Ven Espíritu Santo
Rosario
Letanía de la Santísima Virgen
El Himno de Medjugorje
Gloria
Ave María
Padre Nuestro
Santa Misa
Gospa yo confío en Ti...



NOVENA DEL XXV ANIVERSARIO - UN REGALO PARA NUESTRA SEÑORA
Novena a la Reina de la Paz - Comienza el 15 de Junio!!
Medjugorje 1981 - 2006
© Informativni Centar Mir - Medjugorje

Qué ofrecerle a Nuestra Señora por el 25?. Aniversario de sus apariciones


¿Qué podemos ofrecerle a la Reina de la Paz por este aniversario de sus apariciones?
Esta es la pregunta que se hacen muchos peregrinos, y nosotros respondemos con otra pregunta:

¿No sería el regalo más precioso que comenzáramos a vivir realmente sus mensajes?
El tema principal de los mensajes es el llamado a la paz y la reconciliación, pero Ella subraya a menudo que sólo podremos obtenerlas a través de la oración. Por eso es que Ella nos llama incesantemente a orar, a renovar la oración hasta que se convierta en gozo para nosotros, a orar con el corazón...
Hemos compuesto una sencilla novena con el profundo deseo de ofrecer algo especial a Nuestra Señora para este Aniversario, algo que una a todos sus hijos en el mundo entero, algo que nos ayude a vivir sus mensajes.

¿Por qué una Novena?
La idea de la Novena proviene del Nuevo Testamento, cuando María y los Apóstoles, 40 días después de la Resurrección de Jesús, permanecieron en oración por nueve días consecutivos. Ellos oraron con un solo corazón y perseveraron en la oración, esperando la venida del Espíritu Santo, el Paráclito, que les había sido prometido y quien los llenó cuando se cumplió el tiempo de Pentecostés (Hch 2,1). Desde entonces, las Novenas se han vuelto una práctica frecuente en la tradición de la Iglesia. También en Medjugorje, la Virgen nos llama: Queridos hijos, ofrezcan novenas, haciendo sacrificios a los cuales se sientan de lo más dispuestos. (Julio 25 de 1993)

¿Cómo rezar esta Novena?
Cada día está dedicado a orar por una intención especial. Rezamos por esta intención, meditando en los textos propuestos, por medio de los Misterios Gloriosos del Rosario. El primer texto es un pasaje del Evangelio, el segundo - un mensaje de Nuestra Señora de alguno de los aniversarios previos, y el tercero - un pasaje del Catecismo de la Iglesia Católica. Estos han sido elegidos para dar una triple perspectiva de la intención de oración: un Evangelio, un pensamiento mariano (por medio de los mensajes de Medjugorje) y la visión eclesial, para ayudar a la persona que guía la oración e introduce los Misterios. Los pasajes del Catecismo sobre la oración nos muestran la riqueza, la profundidad y la inmensidad de la experiencia de la oración cristiana, la cual nos recuerda la Virgen aquí en Medjugorje. La oración conclusiva reúne todas las intenciones de oración respecto a la intención del día.
Unidos hacia algo nuevo

Creemos que esta unión en la oración traerá una nueva experiencia del amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Esta experiencia es siempre un nuevo comienzo, un pasaje a un nuevo nivel de existencia. Las guerras reales, las guerras de nuestras dudas e incredulidad, pueden ser detenidas e incluso las leyes naturales pueden ser cambiadas a través de la oración. Esperamos, sinceramente, que nuestra oración en común, unidos en el Corazón de María por la victoria de su Corazón Inmaculado, nos obtendrán la conversión de nuestros corazones y nuestras vidas y constituirán además el regalo más precioso para Nuestra Señora.


Primer día
Oramos por los Videntes
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a Sus discípulos: Lo que ha sucedido es aquello de que les hablaba yo cuando aún estaba con ustedes; que tenía que cumplirse todo lo que estaba escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras y les dijo: Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusalén, la necesidad de volverse a Dios y el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de esto. Ahora yo les voy a enviar al que mi Padre les prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad, hasta que reciban la fuerza de lo alto. (Lucas 24,44-49)
¡Queridos hijos! Hoy les doy gracias por vivir y dar testimonio de mis mensajes con su vida. Hijitos, sean fuertes y oren para que la oración pueda darles fortaleza y alegría. Sólo de este modo cada uno de ustedes será mío y Yo los guiaré por el camino de la salvación. Hijitos, oren y con su vida den testimonio de mi presencia aquí. Que cada día sea para ustedes un gozoso testimonio del amor de Dios. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1999)
«La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes» (san Juan Damasceno, f.o. 3,24). ¿Desde dónde hablamos cuando oramos? ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde «lo más profundo» (Sal 130,14) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf. Lc 18,9-14). La humildad es la base de la oración. «Nosotros no sabemos pedir como conviene» (Rm 8,26). La humildad es una disposición necesaria para recibir gratuitamente el don de la oración; el hombre es un mendigo de Dios (cf. san Agustín, serm. 56, 6,9). (CCC: 2559)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Señor, Tú llamas a todos los cristianos a ser testigos reales de Tu vida y Tu amor. Hoy, Te damos gracias de manera especial por los videntes y por su misión de dar testimonio de los mensajes de la Reina de la Paz. Te presentamos todas sus necesidades. Rogamos por cada uno de ellos en lo personal para que Tú estés cerca de ellos, a fin de que puedan crecer incesantemente en la experiencia de Tu fortaleza. Te pedimos que los conduzcas a una oración cada vez más profunda y humilde, mientras siguen dando testimonio de la presencia de la Virgen en Medjugorje. Amén.

Segundo Día
Oremos por todos los Sacerdotes que sirven en el Santuario
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a Sus discípulos: Yo les aseguro: el que crea en mí, hará las obras que hago yo y las hará aún mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre. (Juan 14,12-14)
¡Queridos hijos! Hoy estoy con ustedes de una manera especial y les traigo mi bendición maternal de paz. Yo oro por ustedes e intercedo por ustedes ante Dios, a fin de que puedan comprender que cada uno de ustedes es portador de paz. No pueden tener paz, si su corazón no está en paz con Dios. Por tanto, hijitos, oren, oren, oren, puesto que la oración es el fundamento de su paz. Abran su corazón y denle tiempo a Dios, para que El llegue a ser su Amigo. Cuando se crea una verdadera amistad con Dios, no hay tempestad que la pueda destruir. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1997)
Si conocieras el don de Dios (Jn 4,10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua: allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el concentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de El (cf. san Agustín, quaest.64, 4). Tú le habrías rogado a él, y él te habría dado agua viva (Jn 4,10). Nuestra oración de petición es paradójicamente una respuesta. Respuesta a la queja del Dios vivo: A mí me dejaron, Manantial de aguas vivas, para hacerse cisternas, cisternas agrietadas (Jr 2,13), respuesta de fe a la promesa gratuita de salvación (cf. Jn 7,37-39; Is 12,3; 51,1), respuesta de amor a la sed del Hijo único (cf. Jn 19,28; Za 12,10; 13,1). (CCC: 2560, 2561)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Señor, Tú eres la única fuente de vida, el Unico que puede saciar nuestra sed de amor y amistad. Te damos gracias por Tu humildad al actuar por medio de un hombre sencillo, un sacerdote, entregándote así al pueblo en la Santa Misa, en los Sacramentos, en la Bendición. Hoy, invocamos de manera especial Tu bendición sobre todos los sacerdotes que sirven en el Santuario de la Reina de la Paz. Haz que puedan descubrir aún más el poder de la fe por la cual Tú les concedes cualquier cosa que ellos Te pidan. Que lleguen a ser igualmente portadores auténticos de la paz, fruto de su profunda y sentida amistad Contigo. Amén.


Tercer Día
Oremos por todos los Fieles de la Parroquia de Medjugorje
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a Sus discípulos: Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante, porque sin mí nada pueden hacer. Al que no permanece en mí se le echa fuera, como el sarmiento, y se seca; luego lo recogen, lo arrojan al fuego y arde. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y se les concederá. La gloria de mi Padre consiste en que den mucho fruto y se manifiesten así como discípulos míos. (Juan 15,5-8)
¡Queridos hijos! Hoy les doy gracias por todos los sacrificios que han ofrecido en estos días. Hijitos, los invito a abrirse a Mí y a decidirse por la conversión. Sus corazones, hijitos, aún no están completamente abiertos a mí y por eso, los invito de nuevo a abrirse a la oración, a fin de que en la oración el Espíritu Santo los ayude a que sus corazones se vuelvan de carne y no de piedra. Hijitos, gracias por haber respondido a mi llamado y por haberse decidido a caminar Conmigo hacia la santidad.” (Mensaje, Junio 25 de 1996)
¿De dónde viene la oración del hombre? Cualquiera que sea el lenguaje de la oración (gestos y palabras), el que ora es todo el hombre. Sin embargo, para designar el lugar de donde brota la oración, las Sagradas Escrituras hablan a veces del alma o del espíritu, y con más frecuencia del corazón (más de mil veces). Es el corazón el que ora. Si éste está alejado de Dios, la expresión de la oración es vana. (CCC: 2562)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Gracias, Señor, por Tu amor, gracias por el llamado a permanecer con el corazón en Tu amor y dar así mucho fruto. Gracias por haber elegido esta parroquia de manera especial, entregándosela a Tu Madre, la Reina de la Paz, con la misión de llamar al mundo a la paz y la reconciliación, a la conversión por medio de la renovación del ayuno y la oración. Gracias por la apertura de cada corazón que supo cómo recibirla y le permitió hacer de cada uno un signo visible para aquellos que vienen aquí. Hoy Te rogamos, Señor, que hagas de esta parroquia un signo aún mayor del Reino de Dios y que ayudes a los parroquianos, a convertirse en frutos gozosos y santos de la presencia de Nuestra Señora. Amén.


Cuarto día
Oramos por todos los Líderes de la Iglesia
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a Sus discípulos: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no caminará en la oscuridad y tendrá la luz de la vida. (Juan 8,12)
¡Queridos hijos! Hoy estoy feliz de verlos en tan gran número, que ustedes hayan respondido y hayan venido a vivir mis mensajes. Los invito, hijitos, a ser mis gozosos portadores de la paz en este mundo atribulado. Oren por la paz, a fin de que cuanto antes reine un tiempo de paz que mi Corazón aguarda con impaciencia. Yo estoy cerca de ustedes, hijitos, e intercedo ante el Altísimo por cada uno y los bendigo a todos con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1995)

El corazón es la morada donde yo estoy, o donde yo habito (según la expresión semítica o bíblica: donde yo me adentro). Es nuestro centro escondido, inaprensible ni por nuestra razón ni por la de nadie; sólo el Espíritu de Dios puede sondearlo y conocerlo. Es el lugar de la decisión, en lo más profundo de nuestras tendencias psíquicas. Es el lugar de la verdad, allí donde elegimos entre la vida y la muerte. Es el lugar del encuentro, ya que, a imagen de Dios, vivimos en relación: es el lugar de la Alianza. (CCC: 2563)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Gracias, oh Señor, por darnos a la Iglesia como Madre y Esposa, para guiarnos en nuestra vida terreno por un camino de luz hacia Ti. Gracias, porque en la Iglesia todos somos hermanos y hermanas, y miembros de Tu Cuerpo Místico. Hoy oramos por quienes conducen a Tu Iglesia para que incesantemente renueven en sí mismos su alianza Contigo, que eres la única y verdadera Cabeza de la Iglesia, a fin de convertirse en portadores fieles y gozosos de la paz y la verdad en este mundo atribulado. Amén.


Quinto Día
Oramos por todos los Peregrinos que ya han venido a Medjugorje
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a Sus discípulos: El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero, si pierde su vida? (Marcos 8,34-36)
¡Queridos hijos! Hoy estoy contenta a pesar de que todavía hay cierta tristeza en mi Corazón por aquellos que comenzaron a seguir este camino y después lo abandonaron. Mi presencia aquí es por tanto para conducirlos por un nuevo camino, el camino de la salvación. Por eso, Yo los invito día a día a la conversión, pero si ustedes no oran, no pueden decir que se están convirtiendo. Yo oro por ustedes e intercedo ante Dios por la paz; primero, por la paz en sus corazones, después, alrededor de ustedes a fin de que Dios sea su paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1992)
La oración cristiana es una relación de Alianza entre Dios y el hombre en Cristo. Es acción de Dios y del hombre; brota del Espíritu Santo y de nosotros, dirigida por completo al Padre, en unión con la voluntad humana del Hijo de Dios hecho hombre. (CCC 2564)
Oración conclusiva: Nuestras vidas, oh Señor, están en Tus manos. Sólo Tú sabes lo que necesitamos para ser salvados. Gracias por enseñarnoslo aquí en Medjugorje durante 20 años por medio de Tu Madre, quien vino a guiarnos por el camino de la salvación. Bendice y fortalece a todos aquellos que comenzaron a recorrer el camino de la conversión y la oración aquí en Medjugorje. Fortalece su fe, su esperanza y su caridad, y no permitas nunca que traicionen su alianza Contigo. Amén.


Sexto Día
Oramos por todos los Peregrinos que vendrán a Medjugorje
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
En aquel tiempo exclamó Jesús: «¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. ¡Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien! El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar (Mateo 11,25-30)

¡Queridos hijos! Hoy, también Yo me regocijo por su presencia aquí. Yo los bendigo con i bendición maternal e intercedo ante Dios por cada uno de ustedes. Los llamo de nuevo a vivir mis mensajes y a ponerlos en práctica en sus vidas. Yo estoy con ustedes y los bendigo a todos día a día. Queridos hijos, éstos son tiempos particulares y por eso, Yo estoy con ustedes para amarlos y proteger sus corazones de Satanás y para llevarlos a todos más cerca del Corazón de Jesús, mi Hijo. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1993)
En la nueva Alianza, la oración es la relación viva de los hijos de Dios con su Padre infinitamente bueno, con su Hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo. La gracia del Reino es la unión de la Santísima Trinidad toda entera con el espíritu todo entero (san Gregorio Nac., or. 16,9). Así, la vida de oración es estar habitualmente en presencia de Dios, tres veces Santo, y en comunión con El. Esta comunión de vida es posible siempre porque, mediante el bautismo, nos hemos convertido en un mismo ser con Cristo (cf. Rm 6,5). La oración es cristiana en tanto en cuanto es comunión con Cristo y se extiende por la Iglesia que es su Cuerpo. Sus dimensiones son las del Amor de Cristo (cf. Ef 3,18-21). (CCC: 2565)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Nosotros no Te hemos escogido a Ti, oh Señor, sino Tú nos has escogido a nosotros. Sólo Tú conoces a todos los pequeños que recibirán la gracia de la revelación de Tu amor por medio de Tu Madre, aquí en Medjugorje. Oramos por todos los peregrinos que vendrán a Medjugorje: protege sus corazones de todo ataque satánico y ábrelos a todas las inspiraciones que vienen de Tu Corazón y del Corazón de María. Amén.


Séptimo Día
Oramos por todos los Grupos de Oración de Medjugorje y Centros de Paz en Todo el Mundo
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a sus discípulos: Traten a los demás como ustedes quieren que ellos lo traten. En esto se resumen la ley y los profetas. Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y amplio el camino que conduce a la perdición, y son muchos los que entran por él. Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que conduce a la vida, y qué pocos son los que lo encuentran! (Mateo 7,12-14)
¡Queridos hijos! Hoy los invito al amor que es leal y agradable a Dios. Hijos míos, el amor lo acepta todo, aún lo que es duro y amargo por amor a Jesús que es Amor. Por tanto, queridos hijos, oren a Dios para que El venga en su auxilio, pero no según sus deseos sino según Su amor. Entréguense a Dios para que El pueda curarlos y consolarlos y pueda perdonarles todo aquello en ustedes que es un impedimento en el camino del amor. Así, Dios podrá moldear sus vidas y ustedes crecerán en el camino del amor. Glorifiquen a Dios, mis queridos hijos, con el Himno a la Caridad para que el amor de Dios pueda crecer en ustedes día a día hasta su total plenitud. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1988).
En la oración, el Espíritu Santo nos une a la Persona del Hijo Unico, en Su humanidad glorificada. Por medio de ella y en ella, nuestra oración filial comulga en la Iglesia con la Madre de Jesús (cf. Hch 1,14). Desde el sí dado por la fe en la anunciación y mantenido sin vacilar al pie de la cruz, la maternidad de María se extiende desde entonces a los hermanos y a las hermanas de su Hijo, que son peregrinos todavía y que están ante los peligros y las miserias (LG 62). Jesús, el único Mediador, es el Camino de nuestra oración; María, su Madre y nuestra Madre, es para transparencia de El: María muestra el Camino [Hodoghitria], ella es su signo, según la iconografía tradicional de Oriente y Occidente. (CCC: 2673, 2674)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: El amor es signo de reconocimiento a Tus discípulos, oh Señor. Te damos gracias por cada respuesta de amor dada a través del servicio y los dones a los demás. Oramos por todos los miembros de los Grupos de Oración y Centros Medjugorje en todo el mundo. Haz que, unidos a Tu Madre, puedan siempre mostrar con valor y decisión, dentro de sus familias y dondequiera que vivan, el camino estrecho, el único camino que lleva a Ti. Ayúdalos a crecer día a día en la plenitud de Tu Amor. Amén.


Octavo Día
Oremos por la realización de todos los frutos y Mensajes de Medjugorje
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
Jesús dijo a Sus discípulos: Porque tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él. El que crea en él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios. La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo aquel que hace el mal, aborrece la luz y no se acerca a ella, para que sus obras no se descubran. En cambio el que obra el bien conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios. (Juan 3,26-21)
¡Queridos hijos! Hoy, en este grandioso día que ustedes me han regalado, deseo bendecirlos a todos y decirles: OEEstos días, mientras Yo estoy con ustedes, son días de gracia. Yo deseo instruirlos y ayudarlos a caminar en el camino de la santidad. Hay muchas personas que no desean entender mis mensajes y aceptar con seriedad lo que Yo estoy diciendo. Pero ustedes... Por eso los llamo y les pido que con sus vidas y con su diario vivir den testimonio de mi presencia. Si ustedes oran, Dios los ayudará a descubrir la verdadera razón de mi presencia. Por eso, hijitos, oren y lean las Sagradas Escrituras, de tal manera que, por medio de mi venida, ustedes descubran en las Sagradas Escrituras el mensaje para ustedes.’ ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1991)
María es la orante perfecta, figura de la Iglesia. Cuando le rezamos, nos adherimos con Ella al designio del Padre, que envía a su Hijo para salvar a todos los hombres. Como el discípulo amado, acogemos (cf. Jn 19,27) a la Madre de Jesús, hecha madre de todos los vivientes. Podemos orar con Ella y a Ella. La oración de la Iglesia está sostenida por la oración de María. La Iglesia se une a María en la esperanza (cf. LG 68-69). (CCC: 2679)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Te damos gracias, oh Padre, habernos dado a Tu Hijo y a Su Madre, a fin de que nadie de quienes crean en Ellos y los escuchen se pierdan. Gracias por cuidar de cada persona y, en Tu misericordia, por no condenar a nadie. Hoy Te pedimos que se realice todo aquello por lo que Nuestra Señora ha rogado aquí en Medjugorje y para que cada gracia que ha sido derramada aquí se difunda en el mundo. Que esto traiga frutos de santidad y Te sirva en Tu plan de salvación. Amén.

Noveno Día
Oremos por las Intenciones de la Reina de la Paz
1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario
Textos para la Meditación
En ese tiempo, Jesús dijo: Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que me has dado, para que contemplen mi gloria, la que me diste, porque me has amado desde antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo sí te conozco y éstos han conocido que Tú me enviaste. Yo les he dado a conocer tu nombre y se los seguiré dando a conocer, para que el amor con que me amas esté en ellos y yo también en ellos. (Juan 17,24-26)
¡Queridos hijos! Hoy les doy las gracias y deseo invitarlos a la paz de Dios. Yo deseo que cada uno de ustedes experimente en su corazón esa paz que sólo Dios da. Hoy quiero bendecirlos a todos; los bendigo con la bendición del Señor. Les suplico, queridos hijos, que sigan y que vivan mi camino. Yo los amo, queridos hijos, y por eso los llamo -no sé ya cuántas veces- y les agradezco todo aquello que ustedes están haciendo por mis intenciones. Les suplico que me ayuden, para que Yo pueda ofrecerlos al Señor para que El los salve y los guíe por el camino de la salvación. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1987)
La oración de María se nos revela en la aurora de la plenitud de los tiempos. Antes de la encarnación del Hijo de Dios y antes de la efusión del Espíritu Santo, su oración coopera de manera única con el designio amoroso del Padre: en la anunciación, para la concepción de Cristo (cf. Lc 1,38); en Pentecostés para la formación de la Iglesia, Cuerpo de Cristo (cf. Hch 1,14). En la fe de su humilde esclava, el don de Dios encuentra la acogida que esperaba desde el comienzo de los tiempos. La que el Omnipotente ha hecho llena de gracia responde con la ofrenda de todo su ser: He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. Fiat ésta es la oración cristiana: ser todo de El, ya que El es todo nuestro. (CCC: 2617)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Te damos gracias, oh Padre, por el don de oración que nos permite tocar Tu corazón; oración en la que Tú te entregas enteramente a nosotros y con la cual nos enseñas a entregarnos enteramente a Ti. Hoy oramos por todas las intenciones de la Reina de la Paz y por todo lo que es necesario para que el mundo entero, por medio de María, pueda entrar en Tu gloria, la gloria de la Santísima Trinidad. Amén.



Oraciones

Oración a la Reina de la Paz

¡María, Madre de Dios y Madre nuestra, Reina de la Paz! Tú viniste a nosotros para llevarnos a Dios. Alcánzanos la gracia de no sólo decir: “¡Hágase en mí según Tu voluntad!”, sino vivirla tal como Tú lo hiciste. Ponemos en Tus manos nuestras manos, a fin de que puedas conducirnos a Jesús en medio de todas las aflicciones y pesares. Por Cristo, Nuestro Señor. Amén.
Rezar el Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias...
Veni Creator Spiritus - Ven Espíritu Santo

Ven, Creador, Espíritu amoroso,
ven y visita el alma que a ti clama
y con tu soberana gracia inflama
los pechos que creaste poderoso.
Tú que abogado fiel eres llamado
del Altísimo don, perenne fuente
de vida eterna, caridad ferviente,
espiritual unción, fuego sagrado.
Tú te infundes al alma en siete dones,
fiel promesa del Padre soberano;
tú eres el dedo de su diestra mano,
tú nos dictas palabras y razones.
Ilustra con tu luz nuestros sentidos,
del corazón ahuyenta la tibieza,
haznos vencer la corporal flaqueza,
con tu eterna virtud fortalecidos.
Por ti, nuestro enemigo desterrado,
gocemos de paz santa duradera,
y, siendo nuestro guía en la carrera,
todo daño evitemos y pecado.
Por ti al eterno Padre conozcamos,
y al Hijo, soberano omnipotente,
y a ti, Espíritu, de ambos procedente,
con viva fe y amor siempre creamos. Amén.
Ven Espíritu Santo, llena los corazones de Tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu amor.
- Envía, Señor, Tu Espíritu y todo será creado.
- Y renovarás la faz de la tierra.
Oremos: Oh Dios, que con la luz del Espíritu Santo enseñas a Tus fieles a conocer la verdad, concédenos conocerla en el mismo Espíritu y gozar siempre de sus consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.


Rezo del Rosario - Misterios:

Misterios Gozosos

1. La Anunciación del Angel Gabriel a María
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
2. La Visitación de María a Isabel
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
3. El Nacimiento de Jesús en Belén
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
4. Jesús presentado en el Templo por María y José
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
5. El Niño Jesús hallado entre los Doctores del Templo
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.

Misterios Dolorosos

1. La Agonía de Jesús en el Huerto de Getsemaní
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
2. La flagelación de Nuestro Señor atado a la columna
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
3. Jesús es Coronado de Espinas y Condenado a Muerte
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
4. Jesús con la Cruz a Cuestas camino al Calvario
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.

Misterios Gloriosos

1. La Resurrección de Jesús de entre los Muertos
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
2. La Ascensión de Jesús al Cielo
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
3. La Venida del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
4. La Asunción de María al Cielo
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
5. La Coronación de la Santísima Virgen Reina del Cielo y de la tierra
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.

Misterios de Luz

1. El Bautismo de Jesús en el Jordán.
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
2. Las Bodas de Caná.
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
3. El Anuncio del Reino de Dios.
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.
4. La Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor.
Padrenuestro, 10 Avemarías, Gloria, Oh Jesús mío.

 

Letanía de la Santísima Virgen

Señor, ten misericordia de nosotros
Cristo, ten misericordia de nosotros
Señor, ten misericordia de nosotros
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos
Dios, Padre Celestial, ten misericordia de nosotros
Dios, Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros
Trinidad Santísima, un solo Dios, ten misericordia de nosotros
Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,
Madre de Jesucristo,
Madre de la Divina Gracia,
Madre de la Iglesia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virginal,
Madre inmaculada,
Madre incorrupta,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la eterna sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual de elección,
Vaso precioso de la gracia,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina elevada al cielo,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la Familia,
Reina de la Paz,
C. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
R. Perdónanos, Señor.
C. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
R. Escúchanos, Señor.
C. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
R. Ten misericordia de nosotros.
Bajo Tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios:
no desprecies las súplicas
que te dirigimos en nuestra necesidad,
antes bien, líbranos siempre de todos los peligros,
oh Virgen gloriosa y bendita.
C. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.
C. Ruega por nosotros y por nuestro Santísimo Padre, el Papa N. El Señor lo bendiga y lo conserve, lo haga feliz en esta tierra y no lo entregue en manos de sus enemigos.
R. Amén.
Oremos
Te suplicamos, Señor, que derrames Tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de Tu Hijo Jesucristo, por Su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de Su Resurrección.
Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor.
R. Amén.
¡Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra! ¡Dios te salve! A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suplicamos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!


El Himno de Medjugorje
(Traducción del P. Tiberio Munari)


Hoy venimos, buena Madre
de lugares diferentes,
a traerte nuestras penas
y plegarias muy fervientes.
Dulce Reina de la Paz,
tu sonrisa nos consuela,
tu mensaje, oh María,
el amor de Dios revela.
Sepan todos, hijos míos,
que los amo inmensamente,
y por eso con ustedes
tanto quiero estar presente.
Dulce Reina...
Gracias Madre y REina nuestra
escogida criatura;
oh María, de Dios eres
sacramento de ternura.
Dulce Reina...
Virgen digna de alabanza,
Tú me ayudas, Tú me guías,
en Ti tengo mi esperanza,
Tú me guardas noche y día.
Dulce Reina...
Tu insistencia con nosotros
de que hagamos oración,
razón tiene que alcancemos la gran paz del corazón.
Dulce Reina...
Poderosa, victoriosa,
sin mancilla, Virgen Santa,
de Dios Hija, Madre, Esposa,
satanás de Ti se espanta.
Dulce Reina...
Dulce Madre, Virgen pura,
serás siempre mi ilusión;
y por eso te consagro,
alma, cuerpo y corazón.
Dulce Reina...




Oración para el día de ayuno
(Miércoles y viernes)

Padre amoroso, hoy he decidido ayunar.
Recuerdo que tus profetas ayunaban,
que Jesús Nuestro Señor ayunó,
y que también lo hicieron sus discípulos.
La Santísima Virgen también ayunó
y ahora me invita a que yo lo haga.
Padre Eterno, te ofrezco este día de ayuno.
Que a través de él pueda yo estar más cerca tuyo,
me muestre tus caminos y abra mis ojos
para que reconozca tus muchos dones.
Que mi corazón rebose de amor hacia Ti y hacia mi prójimo.
Señor, que este ayuno me haga crecer en comprensión
hacia el hambriento, el que está desposeído, el pobre.
Haz que vea mis posesiones como dones del peregrinar
que deben ser compartidos.
Dame también la gracia de la humildad
y la fuerza para hacer tu Voluntad.
Señor, que este ayuno me limpie de los malos hábitos,
calme mis pasiones, y aumente en mí tus virtudes.
Y tú, Madre mía, obtén para mí la gracia de ayunar con alegría,
que mi corazón pueda cantar contigo
un canto de acción de gracias.
Pongo en tus manos mi decisión de ayunar con firmeza.
Enséñame, a través del ayuno, a ser más y más
como tu Hijo Jesucristo, por medio del Espíritu Santo.
Amén.

Queridos hijos, hoy los invito a renovar la oración y el ayuno, aún con mayor entusiasmo, hasta que la oración se convierta en alegría para ustedes. Hijitos, quien ora no teme el futuro y quien ayuna no teme el mal. Les repito una vez más: sólo con la oración y el ayuno hasta las guerras pueden ser detenidas, las guerras de vuestra incredulidad y de vuestro miedo por el futuro (25/01/2001)

SUBIR


Plegaria por un enfermo

El 22 de junio de 1985 la Sma. Virgen, dictándole a Jélena Vasilij la oración por un enfermo, le dijo:
“Queridos hijos: ¡La oración más hermosa que pueden rezar por un enfermo es precisamente ésta!”.
La Virgen agregó que el mismo Jesús la ha aconsejado. El Señor quiere que durante el rezo de esta plegaria, tanto el enfermo como quien intercede por él, se abandonen con confianza en las manos de Dios.
“¡Oh, Dios mío! El enfermo que se encuentra ante Ti ha venido a exponerte su voluntad, pidiéndote lo que juzga es para él la cosa más importante. Dios mío, infunde Tú en su corazón este convencimiento: ¡Lo importante es que gocemos de salud en el alma!.
¡Señor, que en todo se cumpla sobre él tu santa Voluntad! Si quieres su curación que se cure, pero si Tu voluntad es otra, que siga llevando su cruz.
También te pido por cuantos intercedemos por él: purifica nuestros corazones para hacernos dignos de transmitir, por nuestro medio, Tu divina misericordia.
Señor, protégelo y alivia sus penas. Que en él se cumpla Tu santa voluntad. Que por su medio sea revelado Tu Santo Nombre. Ayúdale a llevar con valentía su cruz”.
Se recita tres veces el “Gloria”
Soy todo tuyo María Virgen María, Madre mía, me consagro a ti
y confío en tus manos toda mi existencia.
Acepta mi pasado con todo lo que fue.
Acepta mi presente con todo lo que es.
Acepta mi futuro con todo lo que será.
Con esta total consagración te confío cuanto tengo y cuanto soy,
todo lo que he recibido de Dios.
Te confío mi inteligencia, mi voluntad, mi corazón.
Deposito en tus manos mi libertad, mis ansias y mis temores,
mis esperanzas y mis deseos, mis tristezas y mis alegrías.
Custodia mi vida y todos mis actos
para que le sea más fiel al Señor
y con tu ayuda alcance la salvación.
Te confío ¡Oh María! mi cuerpo y mis sentidos
para que se conserven puros y me ayuden en el ejercicio de las virtudes.
Te confío mi alma
para que tú la preserves del mal.
Hazme partícipe de una santidad igual a la tuya;
hazme conforme a Cristo, ideal de mi vida.
Te confío mi entusiasmo y el ardor de mi juventud,
para que tú me ayudes a no envejecer en la fe.
Te confío mi capacidad y deseos de amar;
enséñame y ayúdame a amar como tú has amado
y como Jesús quiere que se ame.
Te confío mis incertidumbres y angustias
para que en tu corazón yo encuentre seguridad,
sostén y luz en cada instante de mi vida.
Con esta consagración me comprometo a imitar tu vida.
Acepto las renuncias y sacrificios que esta elección comporta
y te prometo, con la gracia de Dios y con tu ayuda,
ser fiel al compromiso asumido.
¡Oh María!, soberana de mi vida y de mi conducta,
dispón de mí y de todo lo que me pertenece,
para que camine siempre junto al Señor bajo tu mirada de Madre.
¡Oh María! Soy todo tuyo
y todo lo que poseo te pertenece ahora y siempre. ¡Amén!

SUBIR



La oración de los días jueves

Desde Medjugorje nuestra Madre del Cielo nos invita a que leamos todos los jueves (si es posible ante el Santísimo) el pasaje de Mateo, cap. 6 versículos del 24 al 34 que aquí transcribimos:
24 Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al Dinero.
25 « Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
26 Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas?
27 Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida?
28 Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan.
29 Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos.
30 Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe?
31 No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos?
32 Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso.
33 Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura.
34 Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal. (Mt 6,24-34)

SUBIR

Las distracciones en la oración El Padre Pío escribió: "cuando tengas distracciones no te distraigas aún más deteniéndote a considerar el porqué y el cómo y el dónde. Así como un viajero que erra su camino vuelve al correcto tan pronto como se da cuenta de ello, así también tú debes continuar meditando sin detenerte en las distracciones que tuviste.
El más hermoso credo es el que viene de tus labios en sequedad, en sacrificio, en dolor, en el supremo esfuerzo de una voluntad que no se dobla para siempre. Es este el que como relámpago penetra en la oscuridad del alma; es este el que como golpe de tempestad te levanta y te lleva hacia Dios".

SUBIR


El Poder del Santo Rosario


La Santísima Virgen, que tiene unos 120 títulos o quizás más, en Fátima eligió este:
"Yo soy la Señora del Rosario"
San Francisco de Sales decía que el método más grande de oración es: rezar el Rosario.
Santo Tomás de Aquino predicó en Roma, durante 40 días corridos, sólo sobre el Ave María.
San Juan María Vianney, patrono de los párrocos, siempre tenía el rosario en la mano.
El Papa Adriano VI decía que "el Rosario es el látigo para el demonio".
"El Rosario es un tesoro de gracias" (Papa Pablo V).
El Beato y estigmatizado Padre Pío decía: "El Rosario es EL ARMA".
El Papa León XIII escribió 9 encíclicas sobre el Rosario.
El Papa Juan XXIII habló, como Sumo Pontífice, en 38 ocasiones acerca de Nuestra Señora y el Rosario. Él rezaba diariamente el Rosario completo, los 15 misterios.
San Louis Marie Grignion de Montfort escribió : "El Rosario es el arma más poderosa para tocar el Corazón de Jesús, Nuestro Redentor, quien ama a Su Madre."
El día tiene 1440 minutos. ¿Le darías el 1% de eso a Dios? El Rosario completo, los 15 misterios de gozo, de dolor y de gloria meditados representan sólo 1 hora y media de nuestro tiempo, y rezados con el corazón la eternidad.
"¡Argentina, canta y camina!" Este es el texto de la oración preparada por el Episcopado para rezar estos días. En algunas parroquias de Buenos Aires se entrega impresa con el rostro de Nuestro Señor Crucificado:
"Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Nos sentimos heridos y agobiados. Precisamos tu alivio y fortaleza.
"Queremos ser nación, una nación cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común. Danos la valentía de la libertad de los hijos de Dios para amar a todos sin excluir a nadie, privilegiando a los pobres y perdonando a los que nos ofenden, aborreciendo el odio y construyendo la paz. Concédenos la sabiduría del diálogo y la alegría de la esperanza que no defrauda.
"Tú nos convocas. Aquí estamos, Señor, cercanos a María, que desde Luján nos dice: ¡Argentina! ¡Canta y camina!
"Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos. Amén."

SUBIR



Novena a la Reina de la Paz Medjugorje

1981 – 2001

Qué ofrecerle a Nuestra Señora por el 20o. Aniversario de sus apariciones

¿Qué podemos ofrecerle a la Reina de la Paz por este aniversario de sus apariciones?

Esta es la pregunta que se hacen muchos peregrinos, y nosotros respondemos con otra pregunta: ¿No sería el regalo más precioso que comenzáramos a vivir realmente sus mensajes?
El tema principal de los mensajes es el llamado a la paz y la reconciliación, pero Ella subraya a menudo que sólo podremos obtenerlas a través de la oración. Por eso es que Ella nos llama incesantemente a orar, a renovar la oración hasta que se convierta en gozo para nosotros, a orar con el corazón...
Hemos compuesto una sencilla novena con el profundo deseo de ofrecer algo especial a Nuestra Señora para este Aniversario, algo que una a todos sus hijos en el mundo entero, algo que nos ayude a vivir sus mensajes.


¿Por qué una Novena?

La idea de la Novena proviene del Nuevo Testamento, cuando María y los Apóstoles, 40 días después de la Resurrección de Jesús, permanecieron en oración por nueve días consecutivos. Ellos oraron con un solo corazón y perseveraron en la oración, esperando la venida del Espíritu Santo, el Paráclito, que les había sido prometido y quien los llenó cuando se cumplió el tiempo de Pentecostés (Hch 2,1). Desde entonces, las Novenas se han vuelto una práctica frecuente en la tradición de la Iglesia. También en Medjugorje, la Virgen nos llama: Queridos hijos, ofrezcan novenas, haciendo sacrificios a los cuales se sientan de lo más dispuestos. (Julio 25 de 1993)

¿Cómo rezar esta Novena?

Cada día está dedicado a orar por una intención especial. Rezamos por esta intención, meditando en los textos propuestos, por medio de los Misterios Gloriosos del Rosario. El primer texto es un pasaje del Evangelio, el segundo - un mensaje de Nuestra SEñora de alguno de los aniversarios previos, y el tercero - un pasaje del Catecismo de la Iglesia Católica. Estos han sido elegidos para dar una triple perspectiva de la intención de oración: un Evangelio, un pensamiento mariano (por medio de los mensajes de Medjugorje) y la visión eclesial, para ayudar a la persona que guía la oración e introduce los Misterios. Los pasajes del Catecismo sobre la oración nos muestran la riqueza, la profundidad y la inmensidad de la experiencia de la oración cristiana, la cual nos recuerda la Virgen aquí en Medjugorje. La oración conclusiva reúne todas las intenciones de oración respecto a la intención del día.
Unidos hacia algo nuevo
Creemos que esta unión en la oración traerá una nueva experiencia del amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Esta experiencia es siempre un nuevo comienzo, un pasaje a un nuevo nivel de existencia. Las guerras reales, las guerras de nuestras dudas e incredulidad, pueden ser detenidas e incluso las leyes naturales pueden ser cambiadas a través de la oración. Esperamos, sinceramente, que nuestra oración en común, unidos en el Corazón de María por la victoria de su Corazón Inmaculado, nos obtendrán la conversión de nuestros corazones y nuestras vidas y constituirán además el regalo más precioso para Nuestra Señora.

Primer día
Oramos por los Videntes

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a Sus discípulos: Lo que ha sucedido es aquello de que les hablaba yo cuando aún estaba con ustedes; que tenía que cumplirse todo lo que estaba escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras y les dijo: Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusalén, la necesidad de volverse a Dios y el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de esto. Ahora yo les voy a enviar al que mi Padre les prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad, hasta que reciban la fuerza de lo alto. (Lucas 24,44-49)
¡Queridos hijos! Hoy les doy gracias por vivir y dar testimonio de mis mensajes con su vida. Hijitos, sean fuertes y oren para que la oración pueda darles fortaleza y alegría. Sólo de este modo cada uno de ustedes será mío y Yo los guiaré por el camino de la salvación. Hijitos, oren y con su vida den testimonio de mi presencia aquí. Que cada día sea para ustedes un gozoso testimonio del amor de Dios. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1999)
La oración es la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes» (san Juan Damasceno, f.o. 3,24). ¿Desde dónde hablamos cuando oramos? ¿Desde la altura de nuestro orgullo y de nuestra propia voluntad, o desde «lo más profundo» (Sal 130,14) de un corazón humilde y contrito? El que se humilla es ensalzado (cf. Lc 18,9-14). La humildad es la base de la oración. «Nosotros no sabemos pedir como conviene» (Rm 8,26). La humildad es una disposición necesaria para recibir gratuitamente el don de la oración; el hombre es un mendigo de Dios (cf. san Agustín, serm. 56, 6,9). (CCC: 2559)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Señor, Tú llamas a todos los cristianos a ser testigos reales de Tu vida y Tu amor. Hoy, Te damos gracias de manera especial por los videntes y por su misión de dar testimonio de los mensajes de la Reina de la Paz. Te presentamos todas sus necesidades. Rogamos por cada uno de ellos en lo personal para que Tú estés cerca de ellos, a fin de que puedan crecer incesantemente en la experiencia de Tu fortaleza. Te pedimos que los conduzcas a una oración cada vez más profunda y humilde, mientras siguen dando testimonio de la presencia de la Virgen en Medjugorje. Amén.

Segundo Día
Oremos por todos los Sacerdotes que sirven en el Santuario

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a Sus discípulos: Yo les aseguro: el que crea en mí, hará las obras que hago yo y las hará aún mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre. (Juan 14,12-14)
¡Queridos hijos! Hoy estoy con ustedes de una manera especial y les traigo mi bendición maternal de paz. Yo oro por ustedes e intercedo por ustedes ante Dios, a fin de que puedan comprender que cada uno de ustedes es portador de paz. No pueden tener paz, si su corazón no está en paz con Dios. Por tanto, hijitos, oren, oren, oren, puesto que la oración es el fundamento de su paz. Abran su corazón y denle tiempo a Dios, para que El llegue a ser su Amigo. Cuando se crea una verdadera amistad con Dios, no hay tempestad que la pueda destruir. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1997)
Si conocieras el don de Dios (Jn 4,10). La maravilla de la oración se revela precisamente allí, junto al pozo donde vamos a buscar nuestra agua: allí Cristo va al encuentro de todo ser humano, es el primero en buscarnos y el que nos pide de beber. Jesús tiene sed, su petición llega desde las profundidades de Dios que nos desea. La oración, sepámoslo o no, es el concentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de El (cf. san Agustín, quaest.64, 4). Tú le habrías rogado a él, y él te habría dado agua viva (Jn 4,10). Nuestra oración de petición es paradójicamente una respuesta. Respuesta a la queja del Dios vivo: A mí me dejaron, Manantial de aguas vivas, para hacerse cisternas, cisternas agrietadas (Jr 2,13), respuesta de fe a la promesa gratuita de salvación (cf. Jn 7,37-39; Is 12,3; 51,1), respuesta de amor a la sed del Hijo único (cf. Jn 19,28; Za 12,10; 13,1). (CCC: 2560, 2561)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Señor, Tú eres la única fuente de vida, el Unico que puede saciar nuestra sed de amor y amistad. Te damos gracias por Tu humildad al actuar por medio de un hombre sencillo, un sacerdote, entregándote así al pueblo en la Santa Misa, en los Sacramentos, en la Bendición. Hoy, invocamos de manera especial Tu bendición sobre todos los sacerdotes que sirven en el Santuario de la Reina de la Paz. Haz que puedan descubrir aún más el poder de la fe por la cual Tú les concedes cualquier cosa que ellos Te pidan. Que lleguen a ser igualmente portadores auténticos de la paz, fruto de su profunda y sentida amistad Contigo. Amén.

Tercer Día
Oremos por todos los Fieles de la Parroquia de Medjugorje

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a Sus discípulos: Yo soy la vid, ustedes los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante, porque sin mí nada pueden hacer. Al que no permanece en mí se le echa fuera, como el sarmiento, y se seca; luego lo recogen, lo arrojan al fuego y arde. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y se les concederá. La gloria de mi Padre consiste en que den mucho fruto y se manifiesten así como discípulos míos. (Juan 15,5-8)
¡Queridos hijos! Hoy les doy gracias por todos los sacrificios que han ofrecido en estos días. Hijitos, los invito a abrirse a Mí y a decidirse por la conversión. Sus corazones, hijitos, aún no están completamente abiertos a mí y por eso, los invito de nuevo a abrirse a la oración, a fin de que en la oración el Espíritu Santo los ayude a que sus corazones se vuelvan de carne y no de piedra. Hijitos, gracias por haber respondido a mi llamado y por haberse decidido a caminar Conmigo hacia la santidad.? (Mensaje, Junio 25 de 1996)
¿De dónde viene la oración del hombre? Cualquiera que sea el lenguaje de la oración (gestos y palabras), el que ora es todo el hombre. Sin embargo, para designar el lugar de donde brota la oración, las Sagradas Escrituras hablan a veces del alma o del espíritu, y con más frecuencia del corazón (más de mil veces). Es el corazón el que ora. Si éste está alejado de Dios, la expresión de la oración es vana. (CCC: 2562)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Gracias, Señor, por Tu amor, gracias por el llamado a permanecer con el corazón en Tu amor y dar así mucho fruto. Gracias por haber elegido esta parroquia de manera especial, entregándosela a Tu Madre, la Reina de la Paz, con la misión de llamar al mundo a la paz y la reconciliación, a la conversión por medio de la renovación del ayuno y la oración. Gracias por la apertura de cada corazón que supo cómo recibirla y le permitió hacer de cada uno un signo visible para aquellos que vienen aquí. Hoy Te rogamos, Señor, que hagas de esta parroquia un signo aún mayor del Reino de Dios y que ayudes a los parroquianos, a convertirse en frutos gozosos y santos de la presencia de Nuestra Señora. Amén.

Cuarto día
Oramos por todos los Líderes de la Iglesia

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a Sus discípulos: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no caminará en la oscuridad y tendrá la luz de la vida. (Juan 8,12)
¡Queridos hijos! Hoy estoy feliz de verlos en tan gran número, que ustedes hayan respondido y hayan venido a vivir mis mensajes. Los invito, hijitos, a ser mis gozosos portadores de la paz en este mundo atribulado. Oren por la paz, a fin de que cuanto antes reine un tiempo de paz que mi Corazón aguarda con impaciencia. Yo estoy cerca de ustedes, hijitos, e intercedo ante el Altísimo por cada uno y los bendigo a todos con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1995)
El corazón es la morada donde yo estoy, o donde yo habito (según la expresión semítica o bíblica: donde yo me adentro). Es nuestro centro escondido, inaprensible ni por nuestra razón ni por la de nadie; sólo el Espíritu de Dios puede sondearlo y conocerlo. Es el lugar de la decisión, en lo más profundo de nuestras tendencias psíquicas. Es el lugar de la verdad, allí donde elegimos entre la vida y la muerte. Es el lugar del encuentro, ya que, a imagen de Dios, vivimos en relación: es el lugar de la Alianza. (CCC: 2563)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Gracias, oh Señor, por darnos a la Iglesia como Madre y Esposa, para guiarnos en nuestra vida terreno por un camino de luz hacia Ti. Gracias, porque en la Iglesia todos somos hermanos y hermanas, y miembros de Tu Cuerpo Místico. Hoy oramos por quienes conducen a Tu Iglesia para que incesantemente renueven en sí mismos su alianza Contigo, que eres la única y verdadera Cabeza de la Iglesia, a fin de convertirse en portadores fieles y gozosos de la paz y la verdad en este mundo atribulado. Amén.

Quinto Día
Oramos por todos los Peregrinos que ya han venido a Medjugorje

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a Sus discípulos: El que quiera venir conmigo, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero, si pierde su vida? (Marcos 8,34-36)
¡Queridos hijos! Hoy estoy contenta a pesar de que todavía hay cierta tristeza en mi Corazón por aquellos que comenzaron a seguir este camino y después lo abandonaron. Mi presencia aquí es por tanto para conducirlos por un nuevo camino, el camino de la salvación. Por eso, Yo los invito día a día a la conversión, pero si ustedes no oran, no pueden decir que se están convirtiendo. Yo oro por ustedes e intercedo ante Dios por la paz; primero, por la paz en sus corazones, después, alrededor de ustedes a fin de que Dios sea su paz. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1992)
La oración cristiana es una relación de Alianza entre Dios y el hombre en Cristo. Es acción de Dios y del hombre; brota del Espíritu Santo y de nosotros, dirigida por completo al Padre, en unión con la voluntad humana del Hijo de Dios hecho hombre. (CCC 2564)
Oración conclusiva: Nuestras vidas, oh Señor, están en Tus manos. Sólo Tú sabes lo que necesitamos para ser salvados. Gracias por enseñarnoslo aquí en Medjugorje durante 20 años por medio de Tu Madre, quien vino a guiarnos por el camino de la salvación. Bendice y fortalece a todos aquellos que comenzaron a recorrer el camino de la conversión y la oración aquí en Medjugorje. Fortalece su fe, su esperanza y su caridad, y no permitas nunca que traicionen su alianza Contigo. Amén.

Sexto Día
Oramos por todos los Peregrinos que vendrán a Medjugorje

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

En aquel tiempo exclamó Jesús: «¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a la gente sencilla. ¡Gracias, Padre, porque así te ha parecido bien! El Padre ha puesto todas las cosas en mis manos. Nadie conoce al Hijo sino el Padre, y nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar (Mateo 11,25-30)
¡Queridos hijos! Hoy, también Yo me regocijo por su presencia aquí. Yo los bendigo con i bendición maternal e intercedo ante Dios por cada uno de ustedes. Los llamo de nuevo a vivir mis mensajes y a ponerlos en práctica en sus vidas. Yo estoy con ustedes y los bendigo a todos día a día. Queridos hijos, éstos son tiempos particulares y por eso, Yo estoy con ustedes para amarlos y proteger sus corazones de Satanás y para llevarlos a todos más cerca del Corazón de Jesús, mi Hijo. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1993)
En la nueva Alianza, la oración es la relación viva de los hijos de Dios con su Padre infinitamente bueno, con su Hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo. La gracia del Reino es la unión de la Santísima Trinidad toda entera con el espíritu todo entero (san Gregorio Nac., or. 16,9). Así, la vida de oración es estar habitualmente en presencia de Dios, tres veces Santo, y en comunión con El. Esta comunión de vida es posible siempre porque, mediante el bautismo, nos hemos convertido en un mismo ser con Cristo (cf. Rm 6,5). La oración es cristiana en tanto en cuanto es comunión con Cristo y se extiende por la Iglesia que es su Cuerpo. Sus dimensiones son las del Amor de Cristo (cf. Ef 3,18-21). (CCC: 2565)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Nosotros no Te hemos escogido a Ti, oh Señor, sino Tú nos has escogido a nosotros. Sólo Tú conoces a todos los pequeños que recibirán la gracia de la revelación de Tu amor por medio de Tu Madre, aquí en Medjugorje. Oramos por todos los peregrinos que vendrán a Medjugorje: protege sus corazones de todo ataque satánico y ábrelos a todas las inspiraciones que vienen de Tu Corazón y del Corazón de María. Amén.

Séptimo Día
Oramos por todos los Grupos de Oración de Medjugorje y Centros de Paz en Todo el Mundo

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a sus discípulos: Traten a los demás como ustedes quieren que ellos lo traten. En esto se resumen la ley y los profetas. Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y amplio el camino que conduce a la perdición, y son muchos los que entran por él. Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que conduce a la vida, y qué pocos son los que lo encuentran! (Mateo 7,12-14)
¡Queridos hijos! Hoy los invito al amor que es leal y agradable a Dios. Hijos míos, el amor lo acepta todo, aún lo que es duro y amargo por amor a Jesús que es Amor. Por tanto, queridos hijos, oren a Dios para que El venga en su auxilio, pero no según sus deseos sino según Su amor. Entréguense a Dios para que El pueda curarlos y consolarlos y pueda perdonarles todo aquello en ustedes que es un impedimento en el camino del amor. Así, Dios podrá moldear sus vidas y ustedes crecerán en el camino del amor. Glorifiquen a Dios, mis queridos hijos, con el Himno a la Caridad para que el amor de Dios pueda crecer en ustedes día a día hasta su total plenitud. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1988).
En la oración, el Espíritu Santo nos une a la Persona del Hijo Unico, en Su humanidad glorificada. Por medio de ella y en ella, nuestra oración filial comulga en la Iglesia con la Madre de Jesús (cf. Hch 1,14). Desde el sí dado por la fe en la anunciación y mantenido sin vacilar al pie de la cruz, la maternidad de María se extiende desde entonces a los hermanos y a las hermanas de su Hijo, que son peregrinos todavía y que están ante los peligros y las miserias (LG 62). Jesús, el único Mediador, es el Camino de nuestra oración; María, su Madre y nuestra Madre, es para transparencia de El: María muestra el Camino [Hodoghitria], ella es su signo, según la iconografía tradicional de Oriente y Occidente. (CCC: 2673, 2674)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: El amor es signo de reconocimiento a Tus discípulos, oh Señor. Te damos gracias por cada respuesta de amor dada a través del servicio y los dones a los demás. Oramos por todos los miembros de los Grupos de Oración y Centros Medjugorje en todo el mundo. Haz que, unidos a Tu Madre, puedan siempre mostrar con valor y decisión, dentro de sus familias y dondequiera que vivan, el camino estrecho, el único camino que lleva a Ti. Ayúdalos a crecer día a día en la plenitud de Tu Amor. Amén.

Octavo Día
Oremos por la realización de todos los frutos y Mensajes de Medjugorje

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

Jesús dijo a Sus discípulos: Porque tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por él. El que crea en él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios. La causa de la condenación es ésta: habiendo venido la luz al mundo, los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo aquel que hace el mal, aborrece la luz y no se acerca a ella, para que sus obras no se descubran. En cambio el que obra el bien conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se vea que sus obras están hechas según Dios. (Juan 3,26-21)
¡Queridos hijos! Hoy, en este grandioso día que ustedes me han regalado, deseo bendecirlos a todos y decirles: OEEstos días, mientras Yo estoy con ustedes, son días de gracia. Yo deseo instruirlos y ayudarlos a caminar en el camino de la santidad. Hay muchas personas que no desean entender mis mensajes y aceptar con seriedad lo que Yo estoy diciendo. Pero ustedes... Por eso los llamo y les pido que con sus vidas y con su diario vivir den testimonio de mi presencia. Si ustedes oran, Dios los ayudará a descubrir la verdadera razón de mi presencia. Por eso, hijitos, oren y lean las Sagradas Escrituras, de tal manera que, por medio de mi venida, ustedes descubran en las Sagradas Escrituras el mensaje para ustedes.? ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1991)
María es la orante perfecta, figura de la Iglesia. Cuando le rezamos, nos adherimos con Ella al designio del Padre, que envía a su Hijo para salvar a todos los hombres. Como el discípulo amado, acogemos (cf. Jn 19,27) a la Madre de Jesús, hecha madre de todos los vivientes. Podemos orar con Ella y a Ella. La oración de la Iglesia está sostenida por la oración de María. La Iglesia se une a María en la esperanza (cf. LG 68-69). (CCC: 2679)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Te damos gracias, oh Padre, habernos dado a Tu Hijo y a Su Madre, a fin de que nadie de quienes crean en Ellos y los escuchen se pierdan. Gracias por cuidar de cada persona y, en Tu misericordia, por no condenar a nadie. Hoy Te pedimos que se realice todo aquello por lo que Nuestra Señora ha rogado aquí en Medjugorje y para que cada gracia que ha sido derramada aquí se difunda en el mundo. Que esto traiga frutos de santidad y Te sirva en Tu plan de salvación. Amén.

Noveno Día
Oremos por las Intenciones de la Reina de la Paz

1. Oración a la Reina de la Paz
2. Veni Creator Spiritus
3. Misterios Gloriosos del Rosario

Textos para la Meditación

En ese tiempo, Jesús dijo: Padre, quiero que donde yo esté, estén también conmigo los que me has dado, para que contemplen mi gloria, la que me diste, porque me has amado desde antes de la creación del mundo. Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo sí te conozco y éstos han conocido que Tú me enviaste. Yo les he dado a conocer tu nombre y se los seguiré dando a conocer, para que el amor con que me amas esté en ellos y yo también en ellos. (Juan 17,24-26)
¡Queridos hijos! Hoy les doy las gracias y deseo invitarlos a la paz de Dios. Yo deseo que cada uno de ustedes experimente en su corazón esa paz que sólo Dios da. Hoy quiero bendecirlos a todos; los bendigo con la bendición del Señor. Les suplico, queridos hijos, que sigan y que vivan mi camino. Yo los amo, queridos hijos, y por eso los llamo -no sé ya cuántas veces- y les agradezco todo aquello que ustedes están haciendo por mis intenciones. Les suplico que me ayuden, para que Yo pueda ofrecerlos al Señor para que El los salve y los guíe por el camino de la salvación. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado! (Mensaje, Junio 25 de 1987)
La oración de María se nos revela en la aurora de la plenitud de los tiempos. Antes de la encarnación del Hijo de Dios y antes de la efusión del Espíritu Santo, su oración coopera de manera única con el designio amoroso del Padre: en la anunciación, para la concepción de Cristo (cf. Lc 1,38); en Pentecostés para la formación de la Iglesia, Cuerpo de Cristo (cf. Hch 1,14). En la fe de su humilde esclava, el don de Dios encuentra la acogida que esperaba desde el comienzo de los tiempos. La que el Omnipotente ha hecho llena de gracia responde con la ofrenda de todo su ser: He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra. Fiat ésta es la oración cristiana: ser todo de El, ya que El es todo nuestro. (CCC: 2617)
4. Letanía de la Santísima Virgen
Oración conclusiva: Te damos gracias, oh Padre, por el don de oración que nos permite tocar Tu corazón; oración en la que Tú te entregas enteramente a nosotros y con la cual nos enseñas a entregarnos enteramente a Ti. Hoy oramos por todas las intenciones de la Reina de la Paz y por todo lo que es necesario para que el mundo entero, por medio de María, pueda entrar en Tu gloria, la gloria de la Santísima Trinidad. Amén.
SUBIR



Oración a la Reina de la Paz

¡María, Madre de Dios y Madre nuestra, Reina de la Paz!
Tú viniste a nosotros para llevarnos a Dios.
¡Hágase en mí según Tu voluntad!,
sino vivirla tal como Tú lo hiciste.
Ponemos en Tus manos nuestras manos,
a fin de que puedas conducirnos a Jesús
en medio de todas las aflicciones y pesares.
Por Cristo, Nuestro Señor.
Amén.

Rezar el Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias...


SUBIR



Veni Creator Spiritus - Ven Espíritu Santo

Ven, Creador, Espíritu amoroso,
ven y visita el alma que a ti clama
y con tu soberana gracia inflama
los pechos que creaste poderoso.

Tú que abogado fiel eres llamado
del Altísimo don, perenne fuente
de vida eterna, caridad ferviente,
espiritual unción, fuego sagrado.

Tú te infundes al alma en siete dones,
fiel promesa del Padre soberano;
tú eres el dedo de su diestra mano,
tú nos dictas palabras y razones.

Ilustra con tu luz nuestros sentidos,
del corazón ahuyenta la tibieza,
haznos vencer la corporal flaqueza,
con tu eterna virtud fortalecidos.

Por ti, nuestro enemigo desterrado,
gocemos de paz santa duradera,
y, siendo nuestro guía en la carrera,
todo daño evitemos y pecado.

Por ti al eterno Padre conozcamos,
y al Hijo, soberano omnipotente,
y a ti, Espíritu, de ambos procedente,
con viva fe y amor siempre creamos.
Amén.

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de Tus fieles y enciende en ellos el fuego de Tu amor.
Envía, Señor, Tu Espíritu y todo será creado.
Y renovarás la faz de la tierra.
Oremos: Oh Dios, que con la luz del Espíritu Santo enseñas a Tus fieles a conocer la verdad, concédenos conocerla en el mismo Espíritu y gozar siempre de sus consuelos. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

SUBIR






Letanía de la Santísima Virgen

Señor, ten misericordia de nosotros
Cristo, ten misericordia de nosotros
Señor, ten misericordia de nosotros
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos
Dios, Padre Celestial, ten misericordia de nosotros
Dios, Hijo Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros
Dios, Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros
Trinidad Santísima, un solo Dios, ten misericordia de nosotros
Santa María, ruega por nosotros
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,
Madre de Jesucristo,
Madre de la Divina Gracia,
Madre de la Iglesia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virginal,
Madre inmaculada,
Madre incorrupta,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la eterna sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual de elección,
Vaso precioso de la gracia,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina elevada al cielo,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la Familia,
Reina de la Paz,
C. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
R. Perdónanos, Señor.
C. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
R. Escúchanos, Señor.
C. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo.
R. Ten misericordia de nosotros. Bajo Tu amparo nos acogemos,
Santa Madre de Dios: no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestra necesidad, antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, oh Virgen gloriosa y bendita.
C. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.
C. Ruega por nosotros y por nuestro Santísimo Padre, el Papa N. El Señor lo bendiga y lo conserve, lo haga feliz en esta tierra y no lo entregue en manos de sus enemigos.
R. Amén.
Oremos
Te suplicamos, Señor, que derrames Tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de Tu Hijo Jesucristo, por Su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de Su Resurrección.
Por el mismo Jesucristo, Nuestro Señor.
R. Amén.

¡Dios te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra! ¡Dios te salve! A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suplicamos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!


SUBIR



El Himno de Medjugorje
(Traducción del P. Tiberio Munari)

Hoy venimos,
buena Madre
de lugares diferentes,
a traerte nuestras penas
y plegarias muy fervientes.
Dulce Reina de la Paz,
tu sonrisa nos consuela,
tu mensaje, oh María,
el amor de Dios revela.

Sepan todos, hijos míos,
que los amo inmensamente,
y por eso con ustedes
tanto quiero estar presente.
Dulce Reina...
Gracias Madre y Reina nuestra
escogida criatura;
oh María, de Dios eres
sacramento de ternura.

Dulce Reina...

Virgen digna de alabanza,
Tú me ayudas, Tú me guías,
en Ti tengo mi esperanza,
Tú me guardas noche y día.
Dulce Reina...
Tu insistencia con nosotros
de que hagamos oración,
razón tiene que alcancemos
la gran paz del corazón.
Dulce Reina...
Poderosa, victoriosa,
sin mancilla, Virgen Santa,
de Dios Hija, Madre, Esposa,
satanás de Ti se espanta.
Dulce Reina...
Dulce Madre, Virgen pura,
serás siempre mi ilusión;
y por eso te consagro,
alma, cuerpo y corazón.
Dulce Reina...


SUBIR






GLORIA
Slava Ocu, i Sinu, i Duhu Svetomu;
Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo;
kako bijaše na po?etku, tako i sada i vazda;
como era en el principio, ahora y siempre;
i u vijeke vjekova. Amen.
y por los siglos de los siglos. Amén.


OH, JESUS MIO
O moj Isuse, oprosti nam naše grijehe;
Oh, Jesús mío, perdona nuestros pecados;
o?uvaj nas od paklenoga ognja;
líbranos del fuego del infierno;
i dovedi u raj sve duše,
Y lleva al Cielo a todas las almas,
osobito one kojima je najpotrebnije tvoje milosrde.
especialmente a aquellas más necesitadas de tu misericordia.


SUBIR







AVE MARÍA
Zdravo Marijo, milosti puna, Gospodin s tobom;
Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo;
Blagoslovljena ti medu ženama
Bendita tu eres entre todas las mujeres
i blagoslovljen plod utrobe tvoje, Isus.
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Sveta Marijo, Majko Božja,
Santa María, Madre de Dios,
moli za nas grešnike sada i na ?as smrti naše.
ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen.


SUBIR





PADRE NUESTRO

Oce naš, koji jesi na nebesima, sveti se ime tvoje.
Padre Nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu nombre.
Do?i kraljevstvo tvoje. Budi volja Tvoja,
Venga a nosotros Tu reino. Hágase Tu voluntad,
kako na nebu tako i na zemlji.
así en los Cielos como en la Tierra.
Kruh naš svagdanji daj nam danas.
Danos hoy nuestro pan de cada día.
I otpusti nam duge naše,
Y perdónanos nuestras ofensas
kako i mi otpuštamo dužnicima našim.
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
I ne uvedi nas u napast, nego izbavi nas od zla.
Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.


SUBIR






LA SANTA MISA
Nota: La ¨S¨ se refiere a lo que reza el Sacerdote, y la ¨N¨ lo que respondemos nosotros. 1) ENTRADA
S: U ime Oca, i Sina i Duha Svetoga.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
N: Amen.
S: Milost Gospodina na?ega Isusa Krista,
ljubav Boga i zajedni?tvo Svetoga Duha sa
svima vama...
Que la gracia de Nuestro Sen´or Jesucristo, el amor de Dios y
la comunión del Espíritu Santo estén con todos vosotros...
N: I s duhom tvojim.
Y con tu espíritu.
S: Braco, priznajmo svoje grijehe,
da mognemo proslaviti ova sveta otajstva.
Hermanos: reconozcamos nuestros pecados, para que
podamos celebrar dignamente los sagrados misterios.


1.1) ACTO DE CONTRICIÓN (Día Domingo)
N: Ispovjedam se Bogu Svemoguc´emu,
Yo confieso, ante Dios todopoderoso,
i vama brac&o, da sagrije?ih vrlo mnogo,
y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho
mi?lju, rijec&ju, djelom i propustom:
de pensamiento, palabra, obra y omisión:
moj grijeh, moj grijeh, moj preveliki grijeh.
por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.
Zato molim Bla?enu Mariju vazda Djevicu,
Por eso ruego a Santa Maria, siempre Vírgen,
sve an?ele i svete, i vas brac&o,
a los Angeles, a los Santos, y a vosotros hermanos,
da se molite zame Gospodinu,
que intercedáis por mi ante Dios,
Bogu na?emu.
nuestro Sen´or.
S: Smilovao nam se svemoguci Bog, otpustio
n am grijehe na?e i priveo nas u ?ivot vjecni.
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
N: Amen.

1.2) SEÑOR, TEN PIEDAD DE NOSOTROS
(Durante la Semana)
S: Gospodine smiluj se. (Sen´or, ten piedad de Nosotros)
N: Gospodine smiluj se. (Sen´or, ten piedad de Nosotros)
S: Kriste smiluj se. (Cristo, ten piedad de Nosotros)
N: Kriste smiluj se. (Cristo, ten piedad de Nosotros)
S: Gospodine, smiluj se. (Sen´or, ten piedad de Nosotros)
N: Gospodine, smiluj se. (Sen´or, ten piedad de Nosotros)
S: Smilovao nam se svemoguci Bog, otpustio
n am grijehe na?e i priveo nas u ?ivot vjecni.
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros,
perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.
N: Amen.

2) GLORIA
S: Slava Bogu na visini...
Gloria a Dios en el Cielo...
N: I na zemlji mir ljudima dobre volje.
y en la tierra paz a los hombres que ama el Sen´or.
Hvalimo te. Blagosljivljamo te.
Te alabamos. Te bendecimos,
Klanjamo ti se. Slavimo te.
Te adoramos. Te glorificamos.
Zahvaljujemo ti radi velike slave tvoje.
Te damos gracias, Sen´or, por tu inmensa gloria.
Gospodine Bo?e, Kralju nebeski,
Sen´or Dios, Rey Celestial
Bo?e Oce svemoguci.
Dios Padre todopoderoso.
Gospodine Sine Jedinorodeni, Isuse Kriste.
Sen´or Hijo único, Jesucristo.
Gospodine Bo?e, Jaganjce Bo?ji, Sine Ocev.
Sen´or Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.
Koji oduzima? grijehe svijeta, smiluj nam se.
Tú, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
Koji oduzima? grijehe svijeta, primi na?u molitvu.
Tú, que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica.
Koji sjedi? s desne Ocu, smiluj nam se.
Tú, que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de
nosotros.
Jer ti si jedini Svet.
Porque solo tú eres Santo
Ti si jedini Gospodin.
Solo tú Sen´or,
Ti si jedini Svevi?nji, Isuse Kriste.
Solo tú Altísimo Jesucristo.
Sa Svetim Duhom, u slavi Boga Oca. Amen.
con el Espíritu Santo, en la gloria de Dios Padre. Amén. S: Pomolimo se... (Oremos...) Oración según la ceremonia;
cuando finaliza, respondemos:
N: Amen.


3) LITURGIA DE LA PALABRA
Al finalizar cada una de las lecturas, el Sacerdote dice:
S: Rijec je Gospodnja.
Palabra de Dios.
N: Bogu Hvala.
Te alabamos Señor.


4) EVANGELIO
Antes del Evangelio el Sacerdote dice: S: Gospodin s vama.
El Sen´or esté con ustedes.
N: I s duhom tvojim.
Y con tu espíritu.
S: Citanje Svetoga Evandelja po...
Lectura del Santo Evangelio según...
N: Slava tebi, Gospodine.
Gloria a ti, Sen´or. (Al finalizar el Evangelio, se responde:)
S: Rijec je Gospodnja.
Palabra del Sen´or.
N: Slava Tebi, Kriste.
Gloria a ti, Sen´or Jesús.
(Al final del Sermón se responde: AMEN¨


5) VJEROVANJE (CREDO)
N: Vjerujem u jednoga Boga, Oca svemogucega,
stvoritelja neba i zemlje, svega vidljivoga i
nevidljivoga.
Creo en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo
y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
I u jednoga Gospodina Isusa Krista, jedinorodenoga Sina Bo?jega.
Y en Jesucristo su único Hijo, nuestro Sen´or.
Rodenog od Oca prije svih vjekova.
Nacido del Padre antes de todos los siglos.
Boga od Boga, svijetlo od svijetla. Pravoga Boga od pravoga Boga.
Dios de Dios, luz de luz. Dios verdadero de Dios verdadero.
Rodena, ne stvorena, istobitna s Ocem, po kome je sve stvoreno.
Nacido, no creado, consustancial al Padre,
por quien han sido creadas todas las cosas.
Koji je radi nas ljudi i radi na?ega spasenja si?ao s nebesa.
El que por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó de los cielos.
I utjelovio se po Duhu Svetom od Marije Djevice:
Y por obra del Espíritu Santo fue concebido por María Vírgen:
I postao covjekom. Raspet takoder za nas; pod
Poncijem Pilatom mucen i pokopan.
Y se hizo hombre. Fue crucificado por nosotros,
bajo el poder de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado.
I uskrsnuo treci dan, po Svetom pismu.
Y resucitó al tecer día, según las escrituras.
I uza?ao na nebo: sjedi s desne Ocu.
I opet ce doci u slavi suditi ?ive i mrtve.
Y subió al Cielo: está sentado a la derecha del Padre.
Y otra vez vendrá con gloria a juzgar a los vivos y a los muertos.
I njegovu kraljevstvu nece biti kraja.
Y su reino no tendrá fin.
u Duha Svetoga, Gospodina i ?ivotvorca,
Creo en el Espíritu Santo, Sen´or y dador de vida,
koji izlazi od Oca i Sina. Koji se s Ocem i
Sinom skupa casti i zajedno slavi;
quien procede del Padre y del Hijo. Quien con el Padre y el Hijo es adorado y glorificado;
koji je govorio po prorocima.
quien habló por medio de los profetas.
I u jednu svetu katolicku i apostolsku Crkvu.
Creo en una Iglesia, santa, católica y apostólica.
Ispovjedam jedno kr?tenje za opro?tenje grijeha.
Creo en un solo bautismo para el perdón de los pecados,
I?cekujem uskrsnuce mrtvih.
Y espero la resurrección de los muertos.
I ?ivot buducega vijeka. Amen.
Y la vida eterna. Amén.


6) ORACIÓN DE LOS FIELES
(A cada petición se responde de la siguiente manera)
N: Gospodine, usli?i nas. (Sen´or, escúchanos)


7) LITURGIA DE CONSAGRACIÓN O LITURGIA DE LA EUCARISTÍA
(En algunas Misas esta parte es rezada mientras los
creyentes entonan una canción)
S: Blagoslovljen si, Gospodine, Bo?e svega
svijeta: od tvoje dare?ljivosti primismo kruh
?to ti ga prinosimo: on, plod zemlje i rada ruku
covjecjih, postat ce nam kruhom ?ivota.
Bendito seas, Sen´or, Dios del universo: por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros pan de vida.
N: Blagoslovljen Bog u vijeke.
Bendito seas por siempre, Señor.
S: Blagoslovljen da si, Gospodine, Bo?e svega
svijeta: od tvoje dare?ljivosti primismo vino
?to ti ga prinosimo; ono, plod trsa i rada ruku
covjecjih, postat ce nam pice duhovno.
Bendito seas, Sen´or, Dios de todo el universo: por este vino, fruto de
la vid y del trabajo del hombre, que recibimos deTu
generosidad y ahora te presentamos. El será para nosotros bebida de salvación. N: Blagoslovljen Bog u vijeke.
Bendito seas por siempre, Señor.


8) ORACIÓN DE LAS OFRENDAS
S: Molite, braco: da moja i va?a ?rtva bude ugodna Bogu Ocu svemogucemu.
Oren, hermanos, para que este sacrificio,
mío y vuestro, sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.
N:Primio Gospodin ?rtvu iz tvojih ruku, na hvalu i slavu Svojega imena, i na korist nama i citavoj svojoj svetoj Crkvi.
(Oración del Sacerdote, según la Ceremonia)
S: ...po Kristu Gospodinu na?emu?
Por Cristo, nuestro Sen´or?
N: Amen.
S: Gospodin s vama.
El Sen´or esté con Vosotros.
N: I s duhom tvojim.
Y con tu espíritu.
S: Gore srca.
Levantemos el corazón.
N: Imamo kod Gospodina.
Lo tenemos levantado hacia el Sen´or.
S: Hvalu dajmo Gospodinu Bogu na?emu.
Demos Gracias al Sen´or, nuestro Dios.
N: Dostojno je i pravedno.
Es justo y necesario.
S: U istinu, je dostojno i pravedno, pravo i spasonosno, da svagda i svagdje
zahvaljujemo Tebi, Oce Sveti?
Verdaderamente es justo y necesario, es nuestro deber y salvación,
darte gracias siempre y en todo lugar, Padre Santo,
por tu amado Hijo Jesucristo, tu Palabra, por la que creaste a todo el universo...
(Aquí va una oración que depende de cada Ceremonia)
S: ...Stoga, s andelima i sa svim svetima, slavu tvoju navije?tamo pjevajuci bez prestanka:
...Por eso, con los ángeles, los arcángeles
y con todos los santos, anunciamos tu gloria cantando sin cesar:


9) SANTO N: Svet, svet, svet, Gospodin Bog Sabaot.
Puna su nebesa i zemlja tvoje slave.
Santo, santo, santo, es el Sen´or, Dios del universo.
Llenos están los cielos y la tierra de tu gloria.
Hosana u visini. Blagoslovljen koji dolazi
u ime Gospodnje. Hosana u visini.
Hosana en el cielo. Bendito el que viene en nombre del Sen´or.
Hosana en el cielo.


10) CONSAGRACION
S: Uistinu, svet si, Gospodine, izvore svake svetosti.
Tebe, zato, molimo: rosom Duha svoga posveti
ove darove, da nam postanu Tijelo i Krv
Gospodina na?ega Isusa Krista?
Verdaderamente tu eres Santo, Sen´or, digno de toda santidad.
Por eso te rogamos que, por medio del Espíritu Santo,
consagres estos dones, para que se conviertan en el Cuerpo
la Sangre de Nuestro Sen´or Jesucristo.
Kad se dragovoljno predao na muku,
On uze kruh, tebi zahvali,
razlomi i dade ucenicima svojim govoreci:
Cuando se entrego a la pasión voluntariamente,
El tomó el pan, te dio gracias, lo partió y se lo dio a sus discípulos, diciendo:
UZMITE I JEDITE OD OVOGA SVI: OVO JE MOJE TIJELO KOJE CE SE ZA VAS PREDATI.
Tomen y coman todos de él: Este es Mi cuerpo que será entregado por ustedes.
Isto tako, po?to vecera?e, uze i kale?, ponovno ti zahvali, i dade ucenicima svojim govoreci:
De la misma manera, después de cenar,
tomó el cáliz, nuevamente te dio gracias,
y se lo dio a sus discípulos, diciendo: UZMITE I PIJTE IZ NJEGA SVI:
OVO JE KALE? MOJE KRVI,
NOVOGA I VJECNOGA SAVEZA,
KOJA CE SE PROLITI ZA VAS
I ZA SVE LJUDE,
NA OTPU…TENJE GRIJEHA.
Tomen y beban todos de El: Este es el cáliz de mi sangre,
sangre de la alianza nueva y eterna, que será derramada por
ustedes y por todos los hombres, para el perdón de los pecados.
S: Ovo cinite, meni na spomen
Hagan esto en conmemoración mía.
S: Tajna vjere.
Este es el Misterio de la fe.
N: Tvoju smrt, Gospodine, navije?tamo, tvoje uskrsnuce slavimo, tvoj slavni dolazak i?cekujemo.
Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección, ven Sen´or Jesús.
S: Slaveci, dakle, spomen smrti i uskrsnuca tvoga
Sina, prinosimo ti, Gospodine, kruh ?ivota i
kale? spasenja, i zahvaljujemo Ti ?to si nas poz-
vao da stojimo pred tobom i tebi slu?imo.
Celebrando, entonces, en memoria de la muerte y resurrec cion
de tu Hijo Jesucristo, te ofrecemos, Sen´or, el pan de vida y el
cáliz de salvación, y te damos gracias por invitarnos a servir en
tu presencia.
S: Smjerno te molimo da nas, pricestnike
Tijela i Krvi Kristove, Duh sveti sabere u jedno.
Realmente te rogamos, Sen´or, que a los
que tomemos el Cuerpo y Sangre de Cristo,
el Espíritu Santo nos reúna en una sola persona.
S: Spomeni se, Gospodine, Crkve svoje ?irom svijeta: usavr?iv?i je u ljubavi zajedno s Papom na?im Ivanom, biskupom na?im X, i sve ukupnim svecenstvom.
Recuerda, Sen´or, a tu Iglesia extendida por toda la tierra:
perfecciónala en el amor, junto con el Papa Juan Pablo II.,
a nuestro Obispo X. y con todo el clero.
S: Spomeni se i na?e brace, koja usnu?e
u nadi uskrsnuca, i svih koji preminu?e u tvom
smilovanju: privedi ih svjetlu tvoga lica.
Recuerda también a nuestros hermanos
que murieron en la esperanza de la resurrección,
y a todos los que murieron en tu misericordia:
llévalos a contemplar la luz de tu rostro.
S: Molimo te, smiluj se svima nama, da
zavrijedimo biti sudionici vjecnoga
?ivota s Bla?enom Djevicom Marijom,
Te pedimos, ten misericordia de todos nosotros,
para que merezcamos participar de la vida eterna,
junto con nuestra Madre, la Virgen María,
s bla?enim apostolima i svim svetima
koji su ?ivjeli u tvojoj ljubavi,
da te hvalimo i slavimo po Isusu Kristu, tvome Sinu.
con los santos apóstoles, y con todos los Santos
que vivieron en tu amor, para que te alabemos
y glorifiquemos en tu Hijo, Jesucristo.. PO KRISTU, I S KRISTOM, I U KRISTU.
TEBI BOGU, OCU SVEMOGUCEMU,
Por Cristo, con El y en El. A Ti, Dios, Padre todopoderoso,
U JEDINSTVU DUHA SVETOGA, SVAKA
CAST I SLAVA, U SVE VIJEKE VJEKOVA.
en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos.
N: Amen.


11) RITO DE LA EUCARISTIA
S: Spasonosnim zapovijedima potaknuti
i bo?anskim naukom pouceni, usudujemo se govoriti:
Siguiendo los preceptos del Salvador y sus divinas ensen´anzas,
nos atrevemos a decir: Padre nuestro...
N: Oce na?, koji jesi na nebesima, sveti se ime tvoje.
Padre Nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu nombre.
Dodi kraljevstvo tvoje. Budi volja Tvoja,
Venga a nosotros Tu reino. Hágase Tu voluntad,
kako na nebu tako i na zemlji.
así en los Cielos como en la Tierra.
Kruh na? svagdanji daj nam danas.
Dános hoy nuestro pan de cada día.
I otpusti nam duge na?e,
Y perdónanos nuestras ofensas
kako i mi otpu?tamo du?nicima na?im.
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
I ne uvedi nas u napast, nego izbavi nas od zla.
Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.
S: Izbavi nas, molimo, Gospodine, od svih zala. Daj milostivo mir u na?e dane,
Líbranos, Sen´or, de todos los males y concédenos la paz en
nuestros días,
da s pomocu tvoga milosrda budemo svagda
i slobodni od grijeha i sigurni od sviju nereda,
para que ayudados por tu misericordia, vivamos siempre
libres de pecado y protegidos de toda perturbación,
cekajuci bla?enu nadu,
i dolazak Spasitelja na?ega Isusa Krista.
mientras aguardamos con gozosa esperanza
la venida de nuestro Salvador, Jesucristo.
N: Jer tvoje je kraljevstvo, i slava, i moc& u vjekove.
Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria por siempre, Sen´or
S: Gospodine, Ti si rekao svojim Apostolima:
Sen´or, Tú le dijiste a tus Apostoles:
Mir vam ostavljam, mir vam Svoj dajem.
Mi paz os dejo, mi paz os doy.
Molimo, ne gledaj na?e grijehe, nego vjeru
No mires nuestros pecados, sino la fe
svoje Crkve, daruj nam mir i jedinstvo kako
de tu Iglesia, y concédenos la paz y la unidad
je volja tvoja, koji ?ivi? I kraljuje?, u vjeke vjekova.
Tú que vives y reinas, por los siglos de los siglos?
S: Amen.
S: Mir Gospodnji bio vazda s vama.
La Paz del Sen´or esté siempre con ustedes.
N: I s duhom tvojim.
Y con tu espíritu
S: Pru?ite mir jedni drugima.
Démonos fraternalmente la paz. ( saludo de paz)
N: Mir s tobom. (La paz esté contigo)


12) CORDERO DE DIOS
N: Jaganjce Bo?ji, koji oduzima? grijehe svijeta,
smiluj nam se.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Jaganjce Bo?ji, koji oduzima? grijehe svijeta,
smiluj nam se.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Jaganjce Bo?ji, koji oduzima? grijehe svjeta,
daruj nam mir.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.
S: Evo Jaganjca Bo?jeg, evo onoga koji oduzima
grijehe svijeta. Blago onima koji su pozvani na
gozbu Jaganjcevu.
Este es el Cordero de Dios, que quita los pecados del mundo.
Dichosos los invitados a la mesa del Sen´or.
N: Gospodine, nisam dostojan da unide?
pod krov moj, nego samo reci rijec
i ozdravit ce du?a moja.
Sen´or, yo no soy digno de que entres
en mi casa, pero una
palabra tuya bastará para sanarme.


13) COMUNION
Al comulgar, el sacerdote dice:
S: Tijelo Kristovo.
Este es el cuerpo de Cristo.
N: Amen.


14) ORACION DESPUES DE LA COMUNION
S: Pomolimo se... (Oremos...)
(Oración según la Ceremonia)
...po Kristu Gospodinu na?emu.
...por Cristo, nuestro Sen´or)
N: Amen.


15) FINAL DE LA CEREMONIA
S: Gospodin s vama
El Sen´or esté con ustedes
N: I s duhom tvojim.
Y con tu espíritu.
S: Blagoslovio vas svemoguci Bog,
La bendición de Dios todopoderoso,
Otac i Sin i Duh Sveti.
Padre, Hijo y Espíritu Santo.
N: Amen.
S: Podite u miru.
Pueden ir en paz.
N: Bogu Hvala.
Demos Gracias a Dios.
OTRAS ORACIONES EL ANGELUS
S: Andeo Gospodnji je navjestio Mariji.
El Ángel del Senor le anunció a María.
N: I ona je zacela po Duhu Svetomu.
Y ella concibió por obra del Espíritu Santo. AVE MARÍA
Zdravo Marijo, milosti puna, Gospodin s tobom;
Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Sen´or es contigo;
Blagoslovljena ti medu ?enama
Bendita tu eres entre todas las mujeres
i blagoslovljen plod utrobe tvoje, Isus.
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Sveta Marijo, Majko Bo?ja,
Santa María, Madre de Dios,
moli za nas gre?nike sada i na cas smrti na?e.
ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amen. S: Evo slu?benice Gospodnje.
He aquí la esclava del Sen´or.
N: Neka mi bude po rijeci tvojoj.
Hágase en mí según Tu palabra.
S: Zdravo Marijo...
Dios te salve, María...
S: I Rijec je tjelom postala.
Y el Verbo se hizo carne.
N: I prebivala medu nama.
Y habitó entre nosotros.
S: Zdravo Marijo...
Dios te salve, María...
S: Moli za nas, Sveta Bogorodice.
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
N: Da dostojni postanemo obecanja Kristovih.
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Sen´or Jesucristo.
S: Zdravo Marijo...
Dios te salve, María...
DESCANSEN EN PAZ
S: Pokoj vjecni daruj im, Gospodine.
Dales, Sen´or, el descanso eterno.
N: I svjetlost vjecna svjetlila njima.
Y que brille para ellos la luz eterna. GLORIA
Slava Ocu, i Sinu, i Duhu Svetomu;
Gloria al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo;
kako bija?e na pocetku, tako i sada i vazda;
como era en el principio, ahora y siempre;
i u vijeke vjekova. Amen.
y por los siglos de los siglos. Amén.
OH, JESUS MIO
O moj Isuse, oprosti nam na?e grijehe;
Oh, Jesús mío, perdona nuestros pecados;
ocuvaj nas od paklenoga ognja;
líbranos del fuego del infierno;
i dovedi u raj sve du?e,
Y lleva al Cielo a todas las almas,
osobito one kojima je najpotrebnije tvoje milosrde.
especialmente a aquellas más necesitadas de tu misericordia.


SUBIR




GOSPA YO CONFIO EN TI ...

¿Porqué te agitas y confundes ante los problemas de la vida?
Déjame el cuidado de todas tus cosas y todo te saldrá mejor.
Cuando te abandones en MI de todo corazón todo se resolverá con tranquilidad según los designios de MI Hijo. No te desesperes, no me dirijas una oración agitada, como si quisieras exigirme el cumplimiento de tus deseos. Cierra los ojos y dime con calma: Madre yo confío en ti.
    
Evita las preocupaciones y angustias y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después. No estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas.
Déjame a mí ser tu Madre y actuar con libertad. Abandónate confiadamente en mí.
Reposa en mí y deposita en mis manos tu futuro. Dime frecuentemente:
Madre yo confío en ti.

Lo que más daño te hace es tu razonamiento, tus propias ideas y querer resolver las cosas a tu manera. Cuando me dices: Madre yo confío en ti, no seas como el paciente que pide a su médico que lo cure pero le sugiere el modo de hacerlo. Déjate llevar en mis brazos maternales, no tengas miedo: Yo te amo.
Si crees que las cosas empeoran o complican a pesar de tu oración, sigue aún confiando, cierra los ojos del alma y confía aún más.
Continúa diciéndome a toda hora: Madre yo confío en ti.
Necesito tener las manos libres para obrar. No me las ates con tus preocupaciones infantiles. El enemigo no quiere sino eso: agitarte, angustiarte y quitarte la paz.
Confía en Mí, reposa en Mí, abandónate en Mí. Yo consigo de Mi Hijo los milagros en proporción del abandono y la confianza que tu tengas en Mí. Así que no te preocupes, confíame todas tus angustias y quédate tranquilo, sólo dime a toda hora:
Madre yo confío en ti. Vas a ver luego los milagros, te los estoy prometiendo porque soy tu Madre y te Amo.

¡Si supieras cuánto TE AMO llorarías de alegría!

SUBIR