Mapa Videntes Mensajes Peregrinaciones Programa Info Parroquia Links
Noticias
Comentarios de mensajes
Bibliografía y Oraciones
Comunidad de las Bienaventuranzas
Encuentos y Visitas
Clero y Testimonios
Datos Útiles
Fotos
Otros Santuarios
Cenáculo
Newsletters


Ir al Facebook de Vamos a Medjugorje

Informes de la Parroquia

Mensaje del 25 de Septiembre 2008

DECIDANSE POR LA PAZ

“¡Queridos hijos! Que su vida sea nuevamente una decisión por la paz. Sean portadores alegres de la paz y no olviden que viven en un tiempo de gracia, en el que Dios, a través de mi presencia, les concede grandes gracias. No se cierren, hijitos, más bien aprovechen este tiempo y busquen el don de la paz y del amor para su vida, a fin de que se conviertan en testigos para los demás. Los bendigo con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!


 
COMENTARIO:
Nuestra vida está llena de decisiones diarias. Tenemos siempre que tomar decisiones para todo. Algunos se deciden por una cosa, otros por otra. Tendremos que tomar decisiones mientras vivamos. En su último mensaje, la Virgen nos invita a que nuestra vida se convierta en una decisión por la paz. El decidirse por la paz significa decidirse por Cristo: “Porque El mismo es nuestra paz” (Ef 2,14), escribió San Pablo en su Epístola a los Efesios. Jesús trae una paz que no es una paz superficial o falsa como la de los hombres. Es una paz que se consigue a través de pruebas y luchas. Envuelve los corazones humanos y transforma a la gente desde dentro. Jesús dice: “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da.” (Jn 14,27). Jesús vino a esta tierra a derribar el muro de la hostilidad y del hastío que ha reinado entre el hombre y Dios, y a establecer el Reino del amor, de la alegría y de la paz. La paz que Jesús nos da no es una ausencia de inquietud o de guerras, sino es una relación filial y pacífica con Dios.  La paz que Jesús trae es una paz que toca, cambia los corazones humanos y transforma el mundo.

Todos los mensajes de la Virgen que hemos recibido a través de estos veintisiete años están empapados de humildad, amor y paz. En el tercer día de las apariciones, mientras los videntes bajaban de la colina, la Virgen se apareció a Marija Pavlovi? y le dijo: “¡Paz, paz, paz - y solamente paz! ¡La paz debe reinar entre el hombre y Dios, y entre toda la gente!” La Virgen se ha presentado en Medjugorje como la Reina de la Paz. Ella llama a todos personalmente a ser portadores alegres de la paz porque vivimos en un tiempo de gracia en el cual Dios nos da grandes gracias. Precisamente estos veintisiete años han sido un tiempo verdadero de gracia porque la Virgen ha estado muy cerca de nosotros de una manera especial. Eso lo testimonian millones de peregrinos que en ese lugar han encontrado el significado de la vida y la paz espiritual.

La Virgen nos llama a ser testigos. Cada uno de nosotros debe convertirse en un testigo. La fe nos da fuerza para ser testigos de Jesús en este mundo. Gracias al testimonio de la Bienaventurada Virgen Maria, de los Apóstoles y de los mártires de la primera Iglesia hemos recibido la fe en el Dios Trino.

Los testigos verdaderos nos han precedido en el Reino, especialmente los que son venerados como santos por la iglesia. Están presentes incluso hoy como parte de la tradición viva de oración de la Iglesia, con el ejemplo de sus vidas, los escritos que dejaron y su oración. Ellos contemplan a Dios, lo glorifican y no dejan de ocuparse de la suerte de aquellos que quedaron en la tierra. Ellos son verdaderos testigos que al entrar en la alegría de su Señor, han sido colocados por sobre muchos otros. Su mediación es el servicio más alto en el proyecto de Dios. Nos enseña el Catecismo de la Iglesia Católica que podemos y debemos pedirles que intercedan por nosotros y por el mundo entero (cf. CIC 2683).

Por lo tanto, todo el que desee seguir a Jesús y luchar por la verdad, debe saber que encontrará resistencia y desaprobación. Hay solamente un camino que conduce a la victoria, y ése es seguir a Nuestro Señor Jesucristo, porque solamente de esa manera llegaremos a ser instrumentos de paz, según las famosas palabras pronunciadas por San Francisco de Asís.  Oremos para que con la ayuda de la bendición maternal que nos da la Bienaventurada Virgen María, podamos realizar ese propósito.
 
Fr. Danko Perutina
Medjugorje, 26.09.2008

 

CARTA DEL PARROCO A LOS PEREGRINOS VISITANTES


Queridos peregrinos,

Deseo dar una sincera bienvenida, a quienes vienen a Medjugorje como líderes espirituales de grupos o como peregrinos. De todo corazón les agradezco el deseo y la disposición de visitar este lugar de gracia y oración. Que Dios todopoderoso, por intercesión de nuestra Madre celestial, la Reina de la Paz, premie todo vuestro empeño y esfuerzos para venir a este lugar.

A fin de que vuestra permanencia aquí sea lo más agradable y útil posible, deseo darles a conocer algunas indicaciones. Les pido sinceramente que las lean y sigan con atención.

Las Santas Misas se celebran únicamente en la Iglesia Parroquial y en la Capilla de la Adoración. Según prescripción de la Iglesia, está prohibido celebrar Misa en las pensiones, casas particulares, en los montes o en las comunidades o capillas que se encuentren en el área de la parroquia de Medjugorje.

Sólo los sacerdotes que trabajan en la parroquia están autorizados a dar charlas o realizar encuentros en el ámbito de Santiago Apóstol. Todas las demás personas deben pedir autorización al párroco.

Nadie tiene derecho a "imponer manos y orar sobre otras personas" en la iglesia o alrededor de ella.

Los sacerdotes están invitados a concelebrar en la Santa Misa vespertina y, si tiene jurisdicción confesional, estar a disposición de los peregrinos para la confesión en su propio idioma o en los demás idiomas que hablen.

Los líderes de grupos de peregrinos deben concertar encuentros con los sacerdotes y los videntes en la Oficina de Informaciones del Santuario.

Las áreas alredededor de la Iglesia, el Podbrdo y el Krizevac, son lugares de oración. Les rogamos respetarlos comportándose y vistiéndose adecuadamente a fin de no perturbar a quienes están recogidos en oración. Les agradecemos mantener limpios los lugares mencionados.

Les pedimos por seguridad no encender velas en el Podbrdo y en el Krizevac. Las velas pueden ser encendidas solamente en un lugar ya previsto al costado de la iglesia. No se deben dejar cartas y fotos en el Podbrdo y en el Krizevac. En la oficina de informaciones de la parroquia se encuentra un canasto donde se puede depositar peticiones, fotos, cartas, etc.

En la iglesia y en el área circundante está prohibido fumar.

Conscientes de la grandeza de la presencia de Dios, y para proteger la atmósfera de oración y recogimiento, no está permitido sacar fotos durante la Santa Misa y la Adoración.

Las colectas se realizan sólo durante la Santa Misa. Si advirtieran a alguien que lo hiciera fuera de ésta, avisar en la oficina parroquial.

Intenciones para la Misa, promesas votivas o donativos para el mantenimiento de la iglesia pueden ser entregados en la Oficina parroquial. ¡Muchas Gracias!.

Con la bendición de Dios.

En la foto podemos ver el nuevo edificio parroquial de reciente inauguración, donde encontramos la oficina de informes; la nueva santería; una oficina de correo y cabinas telefónicas y el alojamiento de los padres franciscanos.




F E C H A S    I M P O R T A N T E S
Febrero Seminario para matrimonios
Marzo Seminarios para líderes
24 de Junio Marcha de la Paz (Humac-Medjugorje)
25 de Junio Aniversario de las apariciones
28 de Junio Peregrinación militar
25 de Julio Santiago Apóstol, Patrono de la Parroquia
Julio Seminario para sacerdotes
Agosto Festival de los Jóvenes (1° domingo después de la Natividad de Nuestra Señora)
Santa Misa en el Monte Krizevac
03 de Octubre Transición de San Francisco
24 de Noviembre Aniversario de fallecimiento de Fr. Slavko Barbaric
24 de Diciembre Vigilia de Navidad
31 de Diciembre Vigilia de Año nuevo




BOLETIN Nro. 207
Medjugorje, 26 de febrero de 2005
 
 
“¡Queridos hijos! Hoy los invito a que sean mis manos extendidas en este mundo que pone a Dios  en último lugar. Ustedes, hijitos, pongan a Dios en el primer lugar en  vuestra vida. Dios los bendecirá y les dará fuerza para testimoniar al Dios del amor y de la paz. Yo estoy con ustedes e intercedo por todos ustedes. Hijitos, no olviden que los amo con amor tierno. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”
25 de febrero de 2005

 
 
 
EL LENGUAJE DE LA ORACION Y DEL DESIERTO
 
En el tiempo de Cuaresma, hemos sido llamados a una oración perseverante, al ayuno, a la penitencia y a las obras de caridad. Todos esos actos se complementan y se funden en uno: todos son importantes y surgen uno del otro. El tiempo de Cuaresma es una marcha por el desierto. Tal desierto no es una soledad inútil. El desierto es el lugar de nuestro silencio y del lenguaje de Dios. El desierto no es un lugar de abandono. Es un lugar de encuentro. Lo importante es hacer un alto en nuestra carrera cotidiana. Es importante saber escuchar la palabra justa en el ámbito de los diversos discursos. Un escritor escribió: Tantos discursos – una sola palabra es la verdadera. Tantos sonidos - ¿cuál es el verdadero? Tantas calles – uno es el camino verdadero.

El ambiente del desierto debe ser regado con el espíritu de la oración y de ese modo crear un oasis espiritual. Solamente con la oración podremos comprender el tiempo de la soledad y de la prueba. Jesús oró y de de esa forma pudo comprender lo que el Padre deseaba. La Virgen ora y comprende el plan de Dios. Moisés ora y encuentra el camino – la liberación. La oración es encuentro. Un encuentro de Dios con el hombre. Es un encuentro que es motivo de vida. Por eso Jesús también dice que debemos orar en todo tiempo. La Virgen lo repite a menudo en sus mensajes.

Nuestra oración debe ser humilde y desligada de nuestros planes. En la oración debemos renunciar a toda soberbia. Siempre hay que tener en mente las instrucciones de Jesús que debemos orar en lo secreto de nuestro corazón. En la oración recibimos todo y damos poco. Damos un corazón vacío y Dios nos lo devuelve colmado. Asimismo, en la oración, hay que saber esperar. El cardenal Michael Faulhaber escribió: “Tengan confianza y paciencia cuando oren, aun cuando las horas de Dios pasen lentamente”. Dios nunca permanece en silencio y quizás nos habla aún más cuando tenemos la impresión de que no lo escuchamos.

Todos deseamos cambios en nuestro ambiente y en el mundo. Y esos cambios, al parecer, no acaecen. De esa forma, nos ponemos impacientes y nos sentimos presionados por ideas de que el mundo es malvado. Todos son malos. Sin embargo, aquí hay que tomar el camino inverso. En verdad, nosotros somos quienes debemos cambiar. Además, es bueno saber que nosotros no podemos cambiar con nuestra propia voluntad. Nosotros podemos y debemos permitir que Dios nos transforme. Dios actúa en la oración y hace de nosotros personas diferentes. Por eso, en el tiempo de Cuaresma y en cualquier otro tempo, no esperemos cambios ajenos, sino más bien los propios. Albert Schweitzer lo expresó de esta forma: “La oración cambia a la gente – y la gente cambia al mundo”.
Fr. Mario Knezovic

 


N O T I C I A S


NUMERO DE SANTAS COMUNIONES Y DE CONCELEBRANTES
Durante el mes de enero en el santuario de la Reina de la Paz de Medjugorje fueron impartidas 40 000 santas comuniones, y en las Santas Misas concelebraron 761 sacerdotes del país y del extranjero.
Durante ese mes visitaron Medjugorje grupos de peregrinos provenientes de: EE.UU., Italia, Corea, Francia, Canadá, Croacia y Bosnia-Herzegovina.

 

PRESENTADO EL LIBRO “LOS CROATAS LO SABEN”


El 23 de enero de este año, en la sala de video del Centro de Información “Mir” Medjugorje, fue presentado el libro de Ivan Ugrin “Los Croatas lo saben”, publicado por Matica Hrvatska (Sociedad literaria Croata), filial Split. El Sr. Ugrin es un antiguo periodista y redactor del periódico “Slobodna Dalmacija” (Dalmacia Libre), y éste es su tercer libro. Sus textos son reconocibles por el acercamiento a los problemasde nuestro tiempo bajo una óptica cristiana.

La promoción del libro “Los Croatas lo saben”, fue organizada por Matica Hrvatska, filial Citluk, y hablaron acerca de él Fr. Miljenko Stojic, Josip Botteri Dini, Kresimir Sego y Andrija Stojic.
 

FESTIVIDAD DEL BEATO CARDENAL ALOJZIJE STEPINAC – ANIVERSARIO DE LA MUERTE MARTIRIAL DE LOS SACERDOTES FRANCISCANOS DE LA PARROQUIA DE MEDJUGORJE


El 10 de febrero, festividad del Beato Cardenal Alojzije Stepinac, en nuestra parroquia se celebra regularmente la conmemoración de la muerte martirial de los sacerdotes franciscanos de la parroquia de Medjugorje: Fr. Krizan Galic, Fr. Joze Bencun, Fr. Marko Dragicevic, Fr. Mariofil Sivric, Fr. Grgo Vasilj y Fr. Jenko Vasilj, seis de los 66 sacerdotes franciscanos de la provincia franciscana de Herzegovina, que los partisanos y los comunistas asesinaron durante y al final de la Segunda Guerra Mundial.

La Santa Misa de sufragio se celebra en conmemoración de todas las víctimas de la parroquia de Medjugorje caídas durante la Primera, la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra Patria de Liberación, como también por todos los que dieron su vida por la fe y por la patria. La celebración eucarística, con la concelebración de 18 sacerdotes, fue presidida por el párroco de Medjugorje, Fr. Branco Rados. En su homilía, Fr. Branco destacó la invencible fidelidad de los mártires a Cristo y a la Iglesia, y que su ejemplo es un anuncio a nuestro tiempo que se abandona fácilmente a valores falsos. En la Misa cantó el coro parroquial bajo la dirección de Sor Slavica Kozul, y una breve biografía de los sacerdotes asesinados fue leída por la periodista de la Radioemisora “Mir” Medjugorje, Sanja Komadina.




SE TERMINA EL ENCUENTRO CON UNA SANTA MISA A MEDIODIA

 
El conferenciante en el seminario es Fr. Zvjezdan Linic, ofm. Nació en el año 1941 en Svilan, cerca del Santuario de la Virgen Madre de la Misericordia en Trsat (Croacia). Entró a la Orden franciscana en 1958, y fue ordenado sacerdote en el año 1967.

Estudió en Samobor, Zagreb, París e Innsbruck, lugar en que en el año 1970 obtuvo un doctorado en Teología – con mención en liturgia.

Como sacerdote trabaja entre los trabajadores croatas en Innsbruck y en París, y en su patria, en Trsat, Karlovac, Novi Sad, Osijek y en Zagreb desde el año 1981 hasta el año 1997. A partir del año 1997 es director de la Casa de encuentros Tabor en el monasterio franciscano de Samobor, donde organizó y condujo numerosos ejercicios espirituales y seminarios de renovación espiritual para todos los estratos de la Iglesia.

Dedicó mayormente su vida sacerdotal y pastoral a los jóvenes y a la Orden franciscana secular. Ayudó a un gran número de jóvenes a fin de que, a través de los Sacramentos de la iniciación cristiana, entraran a la Iglesia y conocieran a Cristo Salvador. Enseña a menudo a los estudiantes de Teología. Participa activamente en renovaciones espirituales para sacerdotes, religiosos y religiosas, y para creyentes laicos. En ese sentido es conocido especialmente como conductor de seminarios de la experiencia cristiana fundamental y de seminarios de curación y liberación.

Pueden inscribirse por e-mail a la dirección: seminar.marija@medjugorje.hr, o al fax: +387-36-651-999 (para Marija Dugandzic).
Rogamos a todos los sacerdotes que aseguran su alojamiento por sí solos en las casas de familia de Medjugorje que nos indiquen en su inscripción el nombre y el número de teléfono de la familia con la cual han acordado el alojamiento. Los sacerdotes que no tengan conocidos directos y posibilidades de acordar directamente el alojamiento, que lo indiquen en la inscripción y nosotros se lo conseguiremos.

Los gastos del seminario se cubren con la celebración de cinco Santas Misas con sus intenciones correspondientes.
Es necesario traer consigo: el celebret del superior, el alba y la estola, la Santa Biblia, auriculares y una pequeña radio con FM (frecuencia modulada) para la traducción simultánea.

Existen numerosos sacerdotes que no tienen acceso a Internet y no están informados quizás de la existencia de ese encuentro internacional que se realizará en Medjugorje. Esta es la razón por la que rogamos amablemente a los organizadores de peregrinajes, a los grupos de oración y a los Centros de Paz de difundir esta información por todos los medios posibles, para que muchos sacerdotes puedan participar en tal evento. Les rogamos también, en la medida en que es posible, que ayuden materialmente a los sacerdotes que tienen el deseo de venir, pero que no tienen los medios necesarios para tal viaje. Les damos las gracias por adelantado invocando la bendición de Dios y de la Reina de la Paz sobre vuestro trabajo.
 
SEMINARIOS EN EL “DOMUS PACIS”

Durante el mes de enero, en la casa de oración “Domus Pacis” fue realizado un seminario de renovación espiritual para 30 miembros de la juventud franciscana de Herzegovina, y un seminario de renovación espiritual para 30 muchachas que fue guiado por hermanas franciscanas.



EL SACERDOCIO

Uno de los temas más frecuentes de este tiempo es el sacerdocio. En la Iglesia del Occidente el tema más frecuente es la carencia crónica de sacerdotes y el papel de los laicos. En los países del tercer mundo y en los países misioneros, dos acontecimientos son objeto de nuestra atención: la alegría porque cada vez más jóvenes de esos países se deciden por el sacerdocio, y el problema de la sinceridad de los motivos de todos aquellos que entran al sacerdocio. Se habla del nuevo rostro del sacerdote, necesario para las circunstancias actuales de este tiempo y de la Iglesia. Existen problemas de la vida sacerdotal que cada vez más son objeto de discusiones abiertas en la Iglesia y en la sociedad; y comportamientos entre los sacerdotes que para la comunidad cristiana representan un mal ejemplo. Al hablar del sacerdocio, los temas más recurrentes se refieren a la misión, la formación, el lugar y el papel en la Iglesia, el celibato. Sin embargo, un tema, fundamento de todo, no ha sido suficientemente destacado cuando se habla del sacerdocio. La experiencia religiosa y espiritual es la base de la misión del sacerdote. Si esa experiencia es escasa, si no crece ni se desarrolla, tanto el sacerdote como la comunidad en la cual él realiza su misión, se ven privados del anuncio integral del Evangelio. Muchos sacerdotes que he encontrado y encuentro en Medjugorje no consideran sus venidas solamente como un mero acompañar a los peregrinos. Ellos desean adquirir y completar su experiencia de fe. Precisamente es eso lo que los reune en un número creciente cada año alrededor de la Reina de la Paz en los días dedicados a ellos.
Fr. Ivan Landeka